Cristiano, de 7 años, tiene cáncer y no puede vivir más en su casa de chapa

24/1/2021 | 06:30 |

Luego de ser intervenido para sacarle un enorme tumor de su cabeza, el niño necesitará instalarse en otro lugar, ya que debido a sus pocas defensas, no puede sufrir humedad, calor, frío, ni respirar en un ambiente con tierra. 

La casa de Cristiano en el Barrio Evita.

   Luego de sufrir tres convulsiones y de olvidarse cómo andar en bicicleta, los papás de Cristiano Navarro sabían que algo andaba mal.

   El niño, de 7 años, tuvo siempre problemas de salud ya que nació prematuro. Pero esta vez sintieron que algo peor estaba pasando.

   Al llegar al hospital una tomografía confirmó lo que ningún padre quiere escuchar: Cristiano tenía un tumor que le ocupaba gran parte de su cabecita.

   Operado de urgencia, el pequeño contaba con escasas chances de sobrevivir.

   "Dijeron que la operación sería de tres horas pero mi hijo, que siempre fue muy fuerte a pesar de todo lo que le tocó vivir, aguantó 8 horas y media en el quirófano", contó Miriam Isabel Roche, de 30 años, su mamá.

   Hoy, todavía internados en el Hospital Penna, se encuentran a la espera del resultado de la biopsia para saber si el tumor es benigno o no.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "De todos modos, sea cual fuera el resultado, el único tratamiento que le pueden dar es quimioterapia y rayos, que le dejan las defensas en cero. Con mi marido, cuando empezó la cuarentena, estábamos pagando un alquiler y pagando un terrenito y una casita de chapas. Por la situación económica, dejamos el terreno y nos metimos en la casita -en el Barrio Evita, detrás del Thompson- que si bien es amplia, no es lo que necesita mi hijo cuando le den el alta, según nos advirtieron en el hospital".

   Las condiciones para dejar la internación son que el niño tenga, si no se puede la casa, por lo menos una habitación de material, hecha con ladrillos, donde la humedad, la tierra y el calor o el frío no le afecten a su débil salud.

   "Por eso estamos pidiéndole a la gente que tenga materiales de construcción, ladrillos aunque sean usados, cal, cemento, arena, chapa si nos puede donar, que todo será bienvenido y bien utilizado. Aberturas tenemos, nos donó una señora. Mi marido es vendedor ambulante, si bien todos los días trae un plato de comida a la mesa, tenemos 4 hijos y todo está muy caro y no nos alcanza para comenzar a construir".

   Quienes puedan y tengan materiales para donar, Isabel recibirá llamados al 2916460472 y además, abrieron una cuenta a nombre del papá de Cristiano, Fernando Leonel Goycochea, en el corralón Láinez (Láinez 2750) para los que puedan colaborar.

   "Si bien nosotros como padres queremos lo mejor para él, tenemos que asumir que hay cosas que no podemos hacer y no nos queda otra que pedir ayuda. El necesita su habitación y baño de material, seguro y limpio para poder salir del hospital, sin correr peligros. Mi marido ya habló con las asistentes sociales del Hospital, pero todavía no tenemos respuesta, quizá en breve nos puedan orientar qué hacer".

   Para Isabel, su hijo Cristiano, que siempre sufrió más con la salud, es "su campeón de la vida".

   "El estuvo internado muchas veces, nació prematuro y la peleó desde el día que nació. Hay gente que nació para dar batalla y que todo le salga mal y hay gente que nace con suerte y con padres que harían lo que sea para verlos felices. De chica me decía a mi misma que cuando fuera mamá sería todo lo contrario a lo que fueron conmigo, porque un nene que sufre en silencio es lo peor que hay. Por eso me aferro tanto a mis hijos, ellos son lo más, ser mamá es hermoso y como padres les daremos siempre lo mejor que podamos", cerró.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias