Asegura que estuvo 4 años en un local pero ahora "desconocen" su trabajo y le "deben 7 sueldos"

25/9/2020 | 15:50 |

Se trata de Aníbal Barciocco. Contó que trabajaba como seguridad en Balbi y que también le deben aguinaldos, vacaciones y ayudas del Gobierno.

Aníbal Barciocco durante una jornada de trabajo.

   Aníbal Barciocco tiene 61 años y contó que en los últimos 4 estuvo trabajando como seguridad en el local de ropa Balbi, ubicado en Chiclana al 200.

   Según le relató a La Nueva., el 19 de marzo le dijeron que no iban a trabajar más con seguridad y que esperarían para retomar. Para ese entonces, a Aníbal ya le debían el aguinaldo de diciembre y las vacaciones del año pasado.

   Aseguró que nadie lo echó formalmente de su puesto de trabajo, simplemente le pidieron que no vaya hasta que ellos le avisen. Por eso, a lo que ya le adeudaban se suman 7 sueldos, el aguinaldo de junio, las vacaciones de este año y las ayudas del Gobierno, tanto del anterior como del actual.

   Hasta el momento lo único que se logró —de acuerdo con lo relatado— es que el apoderado de Balbi informe vía telegrama que Aníbal nunca trabajó allí y que no son responsables ya que es tercerizado y pertenece a una compañía de seguridad.

   "En mis recibos de sueldo figura como domicilio el de una casa que está abandonada", aseguró el hombre el diálogo con La Nueva.

   La historia se hizo conocida a través de las redes sociales, con un grupo creado por bahienses llamado "Yo vi a Aníbal trabajando en Balbi", el cual ya tiene más de 1.600 miembros. Allí, también quieren abrir una cuenta para depositarle dinero.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "Quiero darle difusión a mi situación porque me deben mucha plata, yo solo quiero que me la den", exigió y agradeció a todos aquellos que comparten su pedido.

   A su vez, aseguró que tiene "más de 75 testigos para ir a juicio" y que la causa "será definida por la Justicia y por lo que diga la Ley".

   "Mi relación con los empleados de Balbi es excelente, muchos me ayudaron con dinero y comida, pero cuando empecé a contar mi historia desaparecieron; no pueden decir que yo no trabajé ahí", detalló.

   Por otro lado, Aníbal contó: "No tengo un peso", por lo que pidió que quien pueda ayudarlo dándole trabajo se contacte con él al 291-4485812.

   "Ante una situación tan sensible como la que estamos viviendo, uno esperaría una buena predisposición por parte de los demás, pero mi papá lo único que encontró fueron miles de excusas, rebotes de responsabilidades y mucha falta de empatía por parte de las personas que deben cumplir y pagar por su trabajo", escribió Giuliana, hija de Aníbal, en un posteo de Facebook.

   En ese sentido, la joven destacó "lo mucho que él cuida el trabajo y la manera recta en la que siempre lo desarrolló" incluso "si al hacerlo se ganó enemigos por tener que pedir que muestren sus carteras o mochilas en la entrada del local".

   La Nueva. se comunicó con Balbi y desde la empresa manifestaron que el tema es tratado por el departamento de Legales. Hasta el momento no brindaron información desde ese espacio.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias