Stella Correa advierte que no está realizando una campaña de socios

9/8/2020 | 06:30 |

En diciembre de 2019 venció el contrato que tenía con Pablo Gómez y quien, según le dijeron, sigue cobrando cuotas "a nombre del merendero".

 

   Una de cal y una de arena. Stella Maris Correa, quien dedica su vida a ayudar a los que menos tienen, recibió la noticia menos esperada y tuvo que salir a aclarar que no avala ni tiene en vigencia campañas de socios a nombre del merendero "Juntos por los necesitados".

   "Hace unos días llegó hasta el merendero una persona que tiene una zapatería en el centro, que quería conocer el merendero porque según me contó, hace tiempo que venía pagando una cuota mensual como socio. Y yo desde diciembre de 2019 que no tengo más contrato con Pablo Gómez, quien se encargaba de buscar gente que nos ayudara con un aporte mensual", contó Stella visiblemente enojada.

   Según detalló, el único bono que se encuentra a la venta en la actualidad lo distribuye Gustavo Barbat, quien además forma parte del merendero.

   "Este muchacho, Pablo Gómez, además nos quedó debiendo unos 20 mil pesos. Estoy segura que nunca me pasó la totalidad de los socios que hizo, por lo que estoy en condiciones de asegurar que se trata de un sinvergüenza que nos sigue estafando y tendré que buscar la manera de accionar de manera penal contra él para que deje de estafar gente".

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Con una mezcla de bronca y tristeza, Stella advierte a la gente para que no caigan en sus manejos.

   "Reitero que la única rifa vigente es la que maneja Gustavo Barbat, que está autorizado porque forma parte del merendero. Con lo recaudado en el primer sorteo ya lograron comprar la cocina industrial que tanto necesitaba, la gente como siempre no dudó en colaborar, y con la otra tanda de rifas que en breve pondrá a la venta, podremos comprar los materiales para hacer el bañito para los nenes en el merendero. Ya hay un freezer para guardar la comida, un horno industrial y todo está listo para poder seguir brindando la comida a las más de 160 familias que se acercan hasta acá".

    Actualmente, asiste a 75 niños y sus familias, a 150 personas a las que les prepara una vianda los lunes, miércoles y viernes y a 18 abuelos, con comida y hasta postre.

   "Ayudo con todo lo que puedo a las familias. A los nenes les dábamos la leche acá en mi casa y ahora les preparo para que se lleven todo, porque además esos chicos tienen hermanos adolescentes, que por más que no quieran venir porque les da vergüenza, también necesitan comer. En este momento estoy sola haciendo la comida, aunque tengo mucha ayuda con tortas y cosas dulces, porque mi marido es paciente de riesgo y nos da miedo exponerlo. Ya perdí a mi hermano por el Covid-19, ayudo pero tengo mucho cuidado, le tengo respeto a este virus".

   Stella resalta nuevamente, que si ella le tiende la mano al que necesita, es porque la gente está "al pie del cañón" cuando ella hace algún pedido solidario.

"Cuando se me cierra  una puerta, se me abren varias más. Sin dudas me siento bendecida de poder ayudar, pero yo vivo sola con mi marido y uno de mis 9 hijos, que es soltero, pero trabaja, y dedico todo el día a cocinar. Pero sin los insumos que me donan no podría hacerlo", contaba Stella semanas atrás a "La Nueva".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias