El difícil cálculo que se debe hacer para que Bahía llegue a fase 5

2/8/2020 | 07:00 |

Bahía debe tener menos de 30 casos semanales para ingresar a la nueva normalidad, una cifra que por el momento parece inalcanzable.

Sergio Prieta/ sprieta@lanueva.com

   Los cambios que impuso provincia para el acceso a fase 5 donde se permiten reuniones familiares y otras actividades se perciben muy lejanos. ¿Cuántos casos semanales debe haber para el ingreso a la nueva normalidad?

   El Gobierno de la provincia de Buenos Aires modificó días atrás los criterios para determinar cuándo una ciudad avanza o retrocede de fase y son miles los bahienses que se preguntan en qué momento podrán reunirse nuevamente con sus familiares, organizar algún partido de fútbol o asistir al cine o y a boliches.

   Los nuevos parámetros para alcanzar la tan ansiada fase 5 o nueva normalidad exigen tener menos de  30 contagios por semana durante al menos 14 días consecutivos, un requisito mucho más flexible que el anterior, que exigía 21 días sin la aparición de enfermos.

   Sin embargo, pese a esta decisión el pase a una nueva libertad parece un objetivo inalcanzable por el momento, sobre todo tomando en cuenta los números que deja el mes de julio en Bahía Blanca y las proyecciones que hacen especialistas.

   El epidemiólogo Ezequiel Jouglard explicó cómo es el cálculo para establecer que Bahía pueda pasar a fase 5.

   Axel Kicillof decretó días atrás que el acceso a fase 5  será para  “aquellos municipios que en alguna de las últimas dos semanas hubiesen tenido menos de 10 nuevos casos COVID cada 100.000 habitantes por semana”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En principio hay que conocer cómo se calcula la tasa cada 100 mil habitantes para nuestra ciudad. “Teniendo en cuenta que el Ministerio de Salud calcula la situación de Bahía en base a  308.000 habitantes, se deduce que a la cantidad de casos semanales que da a conocer el Municipio  se la debe dividir en 3,08 para conocer la tasa  de contagios cada 100 mil ciudadanos”, dijo Jouglard. 

   Es decir que en el caso de nuestra ciudad, para estar por debajo de los 10 casos cada 100 mil se necesita no superar los 30 casos semanales durante al menos dos semanas (30 casos semanales dividido por 3,08 equivalen a 9,74 cada 100 mil).

   Sin embargo aplicando los números de las últimas 4 semanas el panorama resulta desalentador, ya que en julio nuestra ciudad triplicó el límite establecido a nivel provincial. Entre el 1 de julio y el 8 de julio se registraron 95 casos (es decir, 30,8 cada 100 mil); desde el  8 al l 15 hubo 106 contagios (un promedio de 37,3 cada 100 mil); mientras que entre el 15 y 22 de julio los casos llegaron a 114 (una tasa de 31,8 cada 100 mil). La cuarta y última semana del 22 al 29 hubo 94 casos (es decir 30,5).

   Si bien en las últimas dos semanas hubo una sensible baja en la cantidad de nuevos enfermos por el coronavirus, para agosto no se esperan mejoras que permitan ser optimistas. 
Entonces, ¿cuándo se podrá alcanzar el requerimiento para ingresar a la nueva normalidad? Jouglard aseguró que por el momento es algo incierto. 

   “En agosto vamos a tener muchos casos y seguro  que estarán por encima de los requerimientos. Posiblemente se puede llegar a fin de año, aunque es difícil saberlo, ya que otros países han tenido rebrotes a los dos meses y medio del pico”, aseguró. 

   En este momento sólo se puede retroceder a fase 3 si aparecen brotes importantes y se pone en peligro el sistema sanitario, aunque no se exige un número preciso. Actualmente se encuentran habilitadas las salidas de esparcimiento, el trabajo de servicio doméstico, los bares y restaurantes y el comercio presencial.

   Cabe recordar que recién en fase 5 se autorizan las actividades deportivas al aire libre; gimnasios; actividades sociales de hasta diez personas con distanciamiento y actividades culturales con trasmisión remota y grabación de shows.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias