Caza encubierta

Denuncian la organización de carreras de galgos en la zona

30/5/2020 | 06:30 |

Una ONG capitalina recibió información sobre la promoción de la actividad ilegal que se iba a realizar en un campo de Coronel Dorrego bajo la modalidad conocida como “yunta”. La policía trabajó con drones.

La caza con galgos está prohibida en la provincia de Buenos Aires. (Fotos: Archivo-LN.)

   La Fiscalía de Bahía Blanca investiga una denuncia radicada por una entidad proteccionista capitalina a partir de la supuesta organización de una carrera ilegal de galgos en un campo de Coronel Dorrego, que al parecer se iba a realizar mediante una modalidad diferente a la convencional y que implica la caza encubierta de liebres silvestres.
   La ayudante fiscal de Dorrego-Monte Hermoso, Gabriela González Illescas, confirmó que la ONG Proyecto Galgo Argentina denunció la promoción del evento que presuntamente se iba a concretar el fin de semana pasado en un establecimiento rural ubicado en la zona de San Román, en el partido dorreguense.
   Según González Illescas, los organizadores publicitaban vía Facebook la actividad prohibida, que se iba a llevar adelante bajo el método conocido como “yunta”, en el cual sueltan a los perros de a pares.
   “Es una carrera más rudimentaria, en la cual no se utilizan gateras ni la liebre metálica para que los galgos la persigan. Esta modalidad consiste en que los corredores van a un campo con un par de galgos, esperan que aparezca una liebre y sueltan los perros”, señaló.
   “Con esta metodología se encubriría una situación diciendo que en realidad es caza de liebres, que también está prohibida en la provincia de Buenos Aires, y específicamente la caza con galgos”, aclaró la ayudante fiscal.
   Los sospechosos son trabajadores rurales del sector, aunque la funcionaria declinó suministrar las identidades por el momento.
   Todavía no fueron citados para prestar declaración indagatoria, por lo tanto aún no están imputados en la causa.
   “Saben que algunos campos están sin siembra para realizar ahí las carreras. Esto debe ser algo común y, si bien ellos dicen que esta práctica no está prohibida, la prohíbe el Código Rural y la Ley de Fauna”, aseguró.


Carrera o cacería


   “En principio se investiga si esta conducta encuadra en lo que es una carrera de galgos o si es una destreza tipo cacería. Porque los animales compiten entre ellos, pero la forma de medir la velocidad es la cantidad de presas que atrapan”, amplió.
   El comportamiento de los involucrados también encuadra en una violación al artículo 26 de la Ley de Fauna, según dijo.
   “Creo que esto es común en la provincia de Buenos Aires y, de hecho, durante la discusión parlamentaria de la ley, muchos diputados y senadores lo reconocieron. Pasa que esto trae aparejadas otras problemáticas como el juego clandestino, las apuestas, que drogan a los animales y que esa droga provoca la muerte anticipada de los perros, entonces además hay una cuestión de maltrato animal”.
   “La causa sigue en investigación y se inició por carrera de galgos y presunto maltrato animal”, continuó.


   La pena que prevé al menos el primero de los delitos, en caso de ser condenados, alcanza los 4 años de prisión, quiere decir que puede ser efectiva.
   Por el contrario, si el hecho tuviera relación con maltrato animal o cacería, la sanción sería en suspenso.
   “En el caso de maltrato animal, la pena es de un año de prisión. Si fuera cacería, tendría una pena máxima de 2 años, con 5 años de inhabilitación especial”, detalló González Illescas.


Sin allanamiento


   La justicia de Garantías desautorizó un allanamiento solicitado por la fiscalía, por lo que los investigadores relevaron con drones las áreas cercanas al predio donde estaba prevista la carrera clandestina, para obtener imágenes.
   “Por otro lado, informamos sobre esta denuncia para que se hiciera un procedimiento en relación al supuesto incumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por la pandemia de Covid-19, porque al parecer se estaba movilizando gente para participar del evento que evidentemente se suspendió”, dijo la ayudante fiscal.
   “Los organizadores habrían tenido temor por el coronavirus, porque iba a venir gente de distintos lugares e incluso hasta de la provincia de La Pampa”, agregó.
   Santiago Garrido, secretario de Fiscalía General y encargado del Equipo de Trabajo en Causas de Maltrato Animal, confirmó que la causa está en “pleno trámite” y que no tienen antecedentes, al menos cercanos en el tiempo.
   “Es la primera denuncia de esta naturaleza que investigo en los últimos 3 años, desde que asumí la ayudantía fiscal. Esto no significa que no haya habido carreras de galgos en esta zona, sino que no se denunciaban”, agregó González Illescas.

 

No hay antecedentes

 

   Según confirmó Inés Sánchez, miembro de Proyecto Galgo Argentina, la ONG no tiene registros de carreras de galgos "tradicionales" o mediante yuntas en Bahía Blanca ni los distritos cercanos al menos en los últimos 2 años.

   Por otra parte elogió el operativo desplegado por la Policía Rural, luego de la denuncia radicada por la abogada de la agrupación, Andrea López.

   "Nos llegó la información de que iban a hacer un campeonato de yuntas e inclusive nos pasaron capturas de pantallas que daban cuenta de que iban a ir muchísimos participantes, entre ellos de La Pampa. No iba a ser un evento chiquito", aseguró Sánchez.

   "Tomamos contacto con las Policías Rurales de Tres Arroyos y Dorrego que, junto con la Ayudantía Fiscal dorreguense, armaron un operativo espectacular para aplicar todas las leyes vigentes a un campeonato de yunta, que de hecho le cabía la ley 27.330 sobre prohibición de carreras de perros", precisó.

   La actividad ilegal que se pretendía desarrollar también encuadra en la Ley de Maltrato Animal (14.346) y en el artículo 301 bis del Código Penal referido a juego clandestino, de acuerdo con lo informado por la animalista.

   "Si bien el resultado del procedimiento fue negativo, ya estamos atentos y también la Policía para actuar ante un eventual caso de este tipo", remarcó la integrante de la organización que aborda distintas problemáticas a nivel nacional.


La promoción era con un asado


   Eduardo del Valle, director de Inspección y Seguridad de Dorrego, informó que el domingo se dispuso un operativo policial (con personal de esa ciudad, Monte Hermoso y Coronel Pringles), debido a la denuncia formulada por la ONG porteña a la Superintendencia de Seguridad Rural, que tiene sede en Cañuelas.
   “Peinaron todos los campos de la zona de San Román, porque no sabían en cuál se iba a hacer la carrera, que se promocionaba junto con un asado, pero no encontraron nada”, afirmó Del Valle.
   “Recorrieron más de 200 kilómetros de caminos rurales y no encontraron ninguna carrera de galgos. Evidentemente se han dado cuenta o han visto movimiento de policías, porque por lo general trabajan con 'campanas' y habrán parado todo”, estimó.
   El funcionario municipal dijo que muchas veces la organización de estos eventos clandestinos se realiza en forma privada.
   “Primero publicitan las carreras por Facebook y después, sobre la hora, envían por privado dónde se van a hacer. Ese dato muchas veces no lo tenemos”, explicó.
   “Acá en Dorrego no se hacen carreras de galgos porque, si fuese así, nos enteraríamos. Es muy raro que algo así pase desapercibido porque siempre hay alguno que comenta; es un pueblo chico”, concluyó Del Valle.


El fin de PGA

 

Defensa. El objetivo principal de la ONG Proyecto Galgo Argentina (PGA), que presentó la denuncia en este caso, es “defender al galgo de galgueros explotadores”.

Mercancía. Los integrantes de la entidad aseguran que los galgueros usan los animales “como mercancía y luego los desechan”.

Denuncias. Las carreras de galgos se pueden denunciar a través de la línea telefónica 134 (incumplimiento de la cuarentena).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias