El tricolor festejó en Cabildo

Herrera: por qué festejó gritando "yo soy el goleador", su retiro y la suerte de Mungo

8/3/2020 | 07:00 |

El oriundo de Cintra (Córdoba) volvió a marcar luego de 8 fechas y se sacó toda la bronca. Villa Mitre venció a Desamparados de San Juan, no pierde hace 12 partidos, es puntero y dio otro paso clave hacia la clasificación.

Un toro parece Herrera festejando el 1-0 desaforadamente al grito de "Yo soy el goleador". Fotos: Pablo Presti - La Nueva.

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com

 

   Desenfrenado, con rabia y desahogo, así festejó Carlos Herrera su gol en el triunfo ante Desamparados de San Juan, al grito de "yo soy el goleador" y mientras se golpeaba el pecho. Luego se acercó al banco y le dio la mano al entrenador Carlos Mungo.

   Si bien fue un gol importante para encaminar un partido difícil, en todo eso "Falucho" demostraba que había mucho más detrás de ese penal convertido y que se acababa de sacar una mochila que empezaba a pesarle.

   "Me perdí el clásico (estaba suspendido por una expulsión), me pierdo el partido con Independiente (fue expulsado en el último partido por Copa Argentina y aún debe una fecha). Tengo 35 años, no sé cuanto más voy a jugar partidos de esa magnitud. Tengo que estar vigente, es la verdad, uno tiene que hacer goles porque sino lamentablemente empieza a perder terreno. Pero me lo hace sentir bien el cuerpo técnico y los compañeros. Y me salió gritar "soy el goleador" pero no sé... hoy el goleador es Tune (Maxi Tunessi) y vamos por eso. Yo le dije que tiene que terminar goleador para ver si el día de mañana puede progresar. Yo ya tengo la idea de quedarme acá, pero bueno me salió eso", dijo el cordobés luego de sacarse fotos con los alcanzapelotas de Pacífico de Cabildo que lo miraban con admiración.

   Tras un comienzo de año lejos de lo ideal (fue expulsado ante Estudiantes de San Luis en el primer partido de 2020), Herrera volvió a marcar ayer luego de 103 días y 8 fechas. Su último gol había sido el 25 de noviembre de 2019, en la victoria ante Cipolletti por 1-0 en El Fortín.

Segundos antes de la pena máxima, Callejas se le cuelga a Herrera.
 

   -Ya que nombrás a Maxi (29 años), te cuento una intimidad: durante el partido le escribí a un amigo diciéndole que Tunessi podría haber jugado en Primera, ¿Coincidís?

   - ¡Está a tiempo! Formigo (29) también está a tiempo, Tanner (23) tiene mucho para crecer y capaz me olvide de alguno. Hay un buen equipo, tenemos un buen equipo. Sabemos lo que queremos, pero tenemos que estar concentrado los 90 minutos. Hoy era fundamental ganar los 3 puntos para conseguir un 50% o 60% de meternos entre los 6 primeros, que es lo que nosotros queremos.

   La "Villa" estiró ayer a 12 partidos su invicto, contando los 2 por Copa Argentina, ante un rival duro y que por momentos propuso un juego de alta fricción.

   "Era un partido duro, friccionado y muy trabado. Ellos vinieron a plantarse bien, como de guapeza, capaz en alguna jugada al límite, pero bien. Nosotros no nos achicamos. Este torneo tiene estas cosas, pero nos plantamos bien y pudimos sacar merecidamente los 3 puntos", analizó el goleador.

Buena definición de Herrera para el 1-0.
Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 

   -Lo abrieron en el momento justo, porque sino después puede empezar a aparecer algún fantasma, ¿no?

   -Eh... a ver... uno de los tipos que más suerte tiene es Carlos Mungo ja, ja. Ya había llamado al Tanque Zárate para sacarme y me cobran el penal. Por suerte lo pude cambiar por el gol. Estamos para eso, después el Tanque entró e hizo un buen trabajo, igual que Maxi (Tunessi). Pero es verdad que van pasando los minutos y acá los nervios no jugaban porque estamos solos (NdR: el partido se jugó en Cabildo a puertas cerradas), pero sí empiezan a aparecer fantasmas. Porque por ahí hiciste todo y por una jugada desafortunada te quedas sin nada. Creo que lo hicimos bien, golpeamos en los momentos justos y después manejamos bien la diferencia.

   -En tu festejo, imagino, también hay algo de eso, saber que atrás tenés al Tanque, que hay una competencia sana que hace crecer al grupo.

   -Es una competencia sana, pero todos queremos jugar. Hay momentos y momentos, tenemos un buen diálogo con el cuerpo técnico y él sabe lo que queremos nosotros. Con Cipolletti el cedí el penal al Tanque y hoy estaba designado yo o Tunessi y lo patee yo porque lo necesitaba. Eso es lo que queremos: todos queremos lo mejor para Villa Mitre y eso es lo importante. Desde la dirigencia hasta todos los del plantel, el cuerpo técnico, médicos, utileros, todos estamos por el mismo objetivo y no por nada estamos peleando arriba hace 3 años.

Puño apretada y chau mala racha para Falucho.

 

   -¿La buena onda que tienen entre ustedes en el grupo, les puede dar un plus?

   -Eso es lo bueno, el grupo humano que hay. Porque no se consigue en todos lados y eso es lo que tiene el club, pregona la buena gente. Y hace años que los dirigentes que se encargan de sumar no sólo jugadores con jerarquía, sino también buenas personas.

El utilero "Pipi" Echeverría y un intercambio con el goleador.
 

    -Ninguno de ustedes le esquiva a la palabra ascenso, ¿Es porque ese es el objetivo y lo tienen bien claro?

   -Ojalá... ¿Sabés lo que puede ser si llegamos a ascender acá, con esta gente? Sería un sueño. He tenido la suerte de ascender con 3 equipos y es algo histórico, soñado, pero no me quiero imaginar lo que sería con la gente de Villa Mitre. Y no lo digo porque esté ahora en Villa Mitre, me tocó con Central (Córdoba), con Temperley y con Alumni y con todos fue tremendo. Pero sería lindo con Villa Mitre porque hace 3 años que estoy y la verdad que yo quiero colgar los botines en esta institución. Así que vamos por ese objetivo...

    Con sus goles en el Federal y también en la Copa Argentina, pero además con lo que transmite en la cancha y afuera, Falucho Herrera está dejando su huella en Villa Mitre y todavía sueña con más.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias