Ciclo de entrevistas

Héctor Jacquet: “Siempre tuve ideas compatibles con lo político y el cooperativismo”

8/12/2020 | 06:30 |

Héctor Jacquet es, hoy por hoy, el hombre fuerte de la Cooperativa Obrera, aunque él reniegue de esa apreciación. Y se asocie a la idea, también muy cierta, de la existencia de un gran equipo de trabajo.

   Héctor Jacquet es, hoy por hoy, el hombre fuerte de la Cooperativa Obrera, aunque él reniegue de esa apreciación. Y se asocie a la idea, también muy cierta, de la existencia de un gran equipo de trabajo. 

 
   
  Se trata de alguien con un profundo sentido del cooperativismo. Pero que además ha ejercido la docencia y también incursionó en la vida política, con la premisa del “servicio” como valor primordial.
Jacquet hoy lidera un proceso de transformación de la Cooperativa con el fin de adecuarla a los nuevos tiempos, con todo lo que ello significa. Más allá de Bahía y con una vasta región detrás.

En doce conceptos

1. “Al cooperativismo lo llevo arraigado casi como un mandato familiar. Tanto de mi abuelo como de mi papá había desde lo ideológico una convicción con esta idea. Con el paso de los años y con la interacción que fui teniendo con las cooperativas de la región, con jóvenes que participaban por ejemplo en las cooperativas agropecuarias, empecé a redescubrir aquello que alguna vez escuché. Y en mi llegada a Bahía, en 1982, me acerqué a ese mundo pero como un simple usuario de la Cooperativa Obrera. Era algo que me atraía. Muy joven empecé a participar de las asambleas. Me cautivó el mensaje de líderes extraordinarios, el modo de llevar adelante la organización. Y allá por el ´90 tuve la oportunidad de ingresar al Consejo de Administración”.

2. “Fui docente y estoy convencido de que además der enseñar, la función fundamental del maestro pasa por educar. En todo momento está educando. No deja de hacerlo en el recreo o en la calle cuando se encuentra con su alumno. La educación formal y la que se brinda en los hogares siguen siendo la clave en el desarrollo de las personas. En esa evolución la impronta familiar es la primera, que en general termina siendo un condicionante positivo y a veces no tanto. La escuela bien entendida con fines educativos claros y a la altura de los tiempos no nos hace eruditos pero nos prepara para adquirir la capacidad de aprender”.

3. “No soy el hombre fuerte de la Cooperativa. Tenemos un grupo fuerte de trabajo. Sí tengo una función de liderazgo en todo lo que es la gestión empresarial de la Cooperativa y soy un colaborador full time en el área institucional. Hay mucha ejecutividad en manos de los ejecutivos, pero todo lo que es la estrategia y el poder de toma de decisiones está claramente definido en el Consejo de Administración que está compuesto por doce personas que lo hacen ad honorem. Algo maravilloso. Por eso cuando uno escucha o lee algún comentario incorrecto sobre el quehacer de la Cooperativa lo menos que me causa es dolor. Igualmente ante la crítica, analizamos si existe alguna situación por revisar o corregir”.
 
4. “Una cosa es cumplir cien años en un club movido por la pasión, o en una biblioteca o asociación cultural, y otra es en una organización económica como la cooperativa donde los yerros en la administración pueden hacer que tu historia sea muy cortita. Fijate que esta historia comienza con la creación de una panificadora. Se tomó una decisión pensando en el futuro. Así nos entrenamos permanentemente. Pensando en los próximos diez años, en una interacción con el cooperativismo del mundo. Tuvimos, por ejemplo, una experiencia muy grata en la India. Ellos tienen una cooperativa agropecuaria que es productora de fertilizantes y aglutina a cientos de millones de asociados y produce en varias decenas de países. Poder ver lo que hacen te da una perspectiva de qué es lo que está viniendo. Te abre la mente”.

5. “Rodolfo Zoppi además de haber sido un líder de mucha potencia ha sido un formador de líderes, con la capacidad de formar y no sólo a mí. Cuando uno ve a un deportista que se desarrolla siempre tiene a una figura inspiradora detrás. Acá estamos frente a un hombre reconocido incluso en distintos lugares del mundo. Y Bahía no lo sabe. Bueno, yo se los digo”.

6. “Nací y viví apenas nueve meses en Santiago del Estero, pero lo cierto es que me críe y me desarrollé en Carhué. Hoy la veo desde Bahía Blanca como una población donde se privilegia mucho la calidad de vida, lo que no pasa necesariamente por un progreso grandilocuente ni por tener riqueza. Un modo de vivir disfrutando de la naturaleza, de los tiempos”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

7. “Siempre tuve ideas compatibles con mi pensamiento político y el cooperativismo. Me gusta más esta experiencia de una Cooperativa Obrera que cualquier otra organización, porque en la Obrera encontré mucha más correspondencia entre lo que se dice y lo que se hace. Entiendo que en la política es terrible la contradicción. ¿El país? Hay que sacarlo urgente de este lugar donde habitan la indiferencia, el desinterés, irradiando buenos liderazgos”.

8. “El cooperativismo dentro del sistema capitalista es una especie exótica en un jardín propio. Es allí donde debe aparecer la esencia del cooperativismo. En nuestro caso, con un planteo de desarrollar marcas propias, con el concepto de Primer Precio, de promover alimentos saludables, de tener un compromiso con el medio ambiente y gestionar con los proveedores distintas actividades sociales”.

9. “Hoy en día y en un país como el nuestro, que no es Suiza en su estabilidad económica, es clave tener un pensamiento estratégico para la supervivencia. Tener claro adónde uno quiere ir, de qué modo lo quiero hacer, desde la coherencia ideológica inclusive, y con decisiones que tenemos que saber qué impacto tendrán en lo inmediato. No es fácil, pero cobra una relevancia absoluta el equipo de trabajo para sortear los momentos críticos”.

10. “Carlos Heller es un gran dirigente del cooperativismo del crédito y ahora ha tomado la decisión de involucrarse en la política. Con algunas temáticas que aborda coincido y con otras no. En la Cooperativa hay gente de diferentes estratos políticos, pero la idea es que lo partidario no le gane a lo cooperativo”.

11. “Cuando vine a Bahía abracé los colores de Olimpo. Antes de la pandemia siempre iba a la popular, con mis amigos. Disfrutamos de ese lugar. He pasado momentos maravillosos allí. En toda la etapa de jugar en primera división, cada triunfo era una verdadera fiesta. No hay que perder la perspectiva del verdadero tamaño que uno tiene. Olimpo es el más grande del sur argentino, pero en Primera la realidad era otra”.

12. “El rol de los clubes en los próximos años pasa por fortalecer la contención social que desarrollan. Si siempre fue importante, ahora resulta vital. Por eso la dirigencia política tiene que protegerlos. Y los ciudadanos apoyar esa idea. La labor social va a remendar las dificultades que hoy padecemos”.

   Vos también podés proponer un líder para entrevistar en nuestros próximos episodios. Escribí un correo a contenidos@lanueva.com con el asunto LÍDERES o utilizá el hashtag #UnLíderEnBahíaEs en las redes sociales junto al nombre del candidato.


,

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias