Bowling

Néstor Caruz: "La clave del título es que nos divertimos"

25/8/2019 | 07:30 |

En su primera participación en el torneo Oficial de Tercetos, Dublin se coronó campeón.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

   Sorprendieron a todos. Y hasta ellos mismos se sorprendieron...

   Como todo equipo sorpresa el tridente de Dublin se armó de un día para el otro, con la experiencia de Néstor Caruz, el acople de su esposa Mariana (Parada) y la invitación al juvenil de 16 años Joaquín Muñoz.

   Pegaron tan buena onda que resultaron imparables en su primera participación en un campeonato tan exigente como lo es el Clausura Oficial -denominado Mario Galleani-, que organizó el Centro Recreativo Cruz del Sur. 

   "La calve del título es que nos divertimos durante todo el torneo. Somos un poco temperamentales, pero decidimos jugar distendidos y nos salió bien", dijo Néstor Caruz, quien tiene 50 años y lleva 35 ligado a este deporte, siendo sus inicios en el Círculo de Oficiales de Mar de Punta Alta.

   "¿Por qué Dublin? Porque es un club que apuesta por los chicos. Tienen muchos deportes y su presidente (Fernando Lira) aceptó la propuesta de una para que los representáramos. Queremos que esto se traslade a los chicos para que se sumen al bowling", señaló.

   Caruz definió como una "linda familia" a todos los participantes, pero aclaró que parte del éxito se debió a que todos tiran parejo.

   "En realidad mi señora juega mejor que yo, y me gana. Cuando me gana no nos hablamos por tres o cuatro días; y si le gano no me cocina (risas). Ella conoce de memoria las canchas 1 y 2, y tiene un tiro con efecto que es letal. Joaquín, en cambio, se sumó porque no tenía equipo, aunque yo conozco al padre (Carlos) desde hace 20 años. Pese a su juventud nos aportó muchísimo", remarcó.

   Precisamente, Joaquín dijo que su pasión por el bowling arrancó desde muy chico, de la mano de su padre.

   "Me gustaba ir hasta bien adelante para tirar los palos. A los 13 años jugué mi primer torneo y tuve la suerte de estar en dos torneos Argentinos juveniles. ¿Si hice algún strike? Mejor no digo nada, jajaja", afirmó.

   Para Mariana Parada, la experiencia de jugar su segundo torneo por Tercetos -el año pasado lo hizo para el Centro Recreativo- resultó hermosa.

   "Nos pudimos complementar bárbaro. Arrancamos bien y terminamos mejor. Oficialmente soy la única mujer que está jugando, aunque en este torneo hubo chicas nuevas", sintetizó.

   “A mi marido le gano seguido (risas). Soy de meterle presión, pero no le gusta. Juega bien, pero en este torneo estuvo medio flojón", añadió.

   Por su parte, Fernando Lira, presidente del club Dublin, valoró la posibilidad que le dio Gustavo Galleani para hacer un poco más conocido a Dublin.

   "Me alegró mucho a mí y a la comisión directiva. Es un orgullo grande que Néstor (Caruz), Mariana y Joaquín nos hayan representado. Dublin está corrigiendo, en estos últimos 5 años, épocas de mal manejo. Ahora nos ocupamos en progresar en lo social y le brindamos apoyo a unos 400 chicos, lo cual nos enorgullece", señaló Lira.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias