Rumbo a las PASO

Finalmente, el político le ganó al ingeniero

11/6/2019 | 19:17 |

El anuncio de la fórmula Macri-Pichetto permite múltiples lecturas, pero algo es seguro: el presidente busca recuperar la iniciativa.

Fotos NA

Mariano Buren / el pais@lanueva.com

 

   Ahora sí, parece que las cartas electorales ya están echadas.

   De un lado el inesperado binomio Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto en representación del oficialismo. Del otro, la también sorpresiva dupla Alberto Fernández-Cristina Fernández, en nombre del principal espacio opositor.

   Con sus fórmulas ya anunciadas, los dos frentes buscan mostrarse amplios, flexibles, negociadores; la intención es captar a ese amplio porcentaje de electorado independiente que terminará por inclinar la balanza. El difícil arte de sostener la grieta sin que parezca una grieta.

    Entre ambas opciones se juegan los próximos cuatro años de la Argentina.

    En apenas 24 días -los que transcurrieron entre los tuits con breaking news de la expresidenta y del actual mandatario- se reconfiguró por completo el mapa de las PASO del 11 de agosto.

    Ya se sabe que no habrá espacio para una tercera fuerza competitiva y que las elecciones presidenciales se convertirán en una especie de plebiscito entre los modelos de gestión macrista y kirchnerista.

    Con la jugada de Cristina largamente analizada, es válido buscar interpretaciones para la movida del presidente.

   Cambiemos busca en Pichetto un aliado clave para afrontar el áspero capítulo legislativo de su eventual segundo mandato. El rionegrino conoce los engranajes de la negociación parlamentaria como pocos y mantiene buenos canales de diálogo con gran parte del PJ no kirchnerista, lo que podría resultar determinante a la hora de obtener votos para la sanción de leyes como la reforma tributaria o la reforma laboral.

    Los mercados, que suelen vivir con los nervios de punta, parecen haber detectado ese gesto presidencial: tras el anuncio, bajó el riesgo país y subió el Merval.

   En el plano simbólico, su inclusión en la fórmula transmite un halo de mayor volumen político a un espacio que fue muchas veces cuestionado por mostrar cierta liviandad. Incorporar al jefe del bloque de senadores del PJ significa, además, un golpe de efecto en medio de las negociaciones entre el Frente Renovador y Unidad Ciudadana.

   Pichetto también representa una modificación en la construcción de poder dentro del oficialismo. El pragmatismo le ganó al laboratorio: acaso el presidente finalmente dejó que el político le gane al ingeniero.

   Las encuestas de las próximas horas comenzarán a ofrecer las primeras pistas sobre cuál es la lectura del electorado sobre la fórmula oficialista. Pero algo es seguro: desde la presentación del "Sinceramente" de Cristina en la Feria del Libro, ésta es la primera vez que Macri recupera la iniciativa.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias