Primera división

Liniers pegó al principio y al final para quedarse con el primer punto

8/11/2019 | 06:30 |

El Chivo venció a Estudiantes por 81 a 71 y lidera las semifinales 1-0. Se volverán a ver las caras el próximo lunes, en el Osvaldo Casanova.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Con altibajos, pero al fin y al cabo con merecimiento, Liniers sacó adelante el primer punto de las semifinales en el básquetbol local de primera división.

   En el Hernán Sagasti, se impuso por 81 a 71 y se colocó 1-0 al frente en la serie pactada al mejor de cinco encuentros.

Mirá las estadísticas del juego

   El Chivo tuvo un gran inicio (11-2, 17-7) y llegó a sacar 17 de luz en el 2ºC (40-23). Pero no cerró bien el primer tiempo y regresó confundido de los vestuarios, con el albo en alza.

   El envión le permitió a la visita no solo equiparar el trámite, sino que logró pasar al frente en dos pasajes del 3ºC: 52-53 y 56-57.

   Allí, dos triples de Torre y una jugada de doble y falta de Dottori le permitieron a Liniers volver a despegar (76-66 a 2m30) y llegar con aire al desenlace.

   "Uno puede sacar una ventaja en un principio pero nunca hay que desestimar al resto de los jugadores. Ellos tuvieron muy buena efectividad desde afuera, si bien tiraron muchos triples solos, tuvieron buena efectividad también. Se notó la diferencia del banco largo que tenemos y pudimos llevarnos este partido", analizó Hérman Banegas.

   Al margen de lo producido en ofensiva, el local recurrió a una zona para tratar de hacerse fuerte atrás y tomar confianza.

   "Eso es decisión del entrenador. Por momentos defendemos bien, por otros se nos va de las manos porque nos desesperamos o nos volvemos locos por tratar de llegar a todas las pelotas. Eso es lo que nos juega en contra muchas veces", añadió el interno.

   El mejor pasaje del albo se produjo cuando Buzzo (totalizó 9 asistencias) leyó muy bien los cortes al cesto de Nehuen Beron. Si bien malogró muchos libres, Estudiantes se puso en partido en el 3ºC, tramo que tuvo cuatro cambios de liderazgo hasta que Torre anotó el triple que le puso la firma al cuarto: 61-57.

   Más tarde, el propio Torre a distancia y el doble con falta anteriormente citado, por parte de Dottori, hicieron inútil cualquier intento visitante de quedarse con el juego.

   "Los bajones se dan por malas rachas, no creo que sea exceso de confianza. A veces la pelota sale de adentro o la tiras mal y no le pegás ni al aro, pero siempre la tirás con la mejor intención para tratar de hacer las cosas bien. A veces no sale y a veces si. No pecamos de confianza ni desmerecemos al rival", completó Banegas.

Esta es la síntesis

   Liniers (81): Santiago Torre 8, Matías Chaves 12, Agustín Dottori 19, Joaquín Larrandart 4, Hérman Banegas 16 (FI); Martín Ríos Lodoli 5, Gastón Diomedi 10 y Julián Marinsalta 7. DT: Mauricio Vago.

   Estudiantes (71): Nicolás Sánchez 6, Gonzalo Martínez 9, Nehuén Berón 20, Aníbal Buzzo 15, Lucas Ruiz 0 (FI); Valentín Duvanced 5, Mateo Fernández 2, Matías Couselo 5 y agustín Amore 9. DT: Walter Romerniszyn.

   Cuartos: Liniers, 19-13; 44-34 y 61-57.

   Tiros libres: Liniers, 25-32 y Estudiantes, 7-18.

   Cinco faltas: Torre (L) y Martínez (E).

   Árbitros: Emanuel Sánchez, Sebastián Giannino y Sebastián Arcas.

   Estadio: Hernán Sagasti.

   Serie: Liniers, 1-0.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias