"Hay que trabajar para que traccione un poco más", dijo Claudio Roth

Aceptable desempeño

"Hay que trabajar para que traccione un poco más", dijo Claudio Roth

28/1/2019 | 17:53 |

El Ruso contó sus sensaciones tras la primera experiencia en pista junto al nuevo chasis americano construido por su hermano.

Fotos: Pablo Presti y Archivo- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

   Una de las principales atracciones de la undécima fecha del Campeonato Estival de Midget 2018/19 disputada el pasado viernes, resultó la participación de Claudio Roth estrenando la flamante unidad 0 km concebida por su hermano Darío.

   Tal como había prometido tras vencer en el cuarto capitulo del ciclo, el campeón se presentó en pista con la unidad de fisionomía americana, distinguida por el eje rígido en la suspensión delantera y por la clásica cola de avista; similar a la estructura utilizada por el Ruso en las temporadas 2007/08 y parte de la 2008/09.

   Si bien la noche tuvo un desenlace prematuro y decepcionante (el Ruso fue excluido en su semifinal por causar el choque y la deserción de Miguel Chiapparo), el aceptable andar del “1” en la segunda batería preliminar de la noche, fue parámetro suficiente para sacar las primeras conclusiones.

   “Más allá de la ilusión y la felicidad de ponerlo en pista, el desempeño fue bueno. Obviamente que hay mucho por corregir, porque el auto patinó mucho, fue demasiado de cola y dos veces se me pasó de largo de trompa. Hay que trabajar para traccione un poco más y sea más competitivo”, contó el actual campeón.

   —¿Esos deficiencias que enumerás, fueron producto del diseño del auto o de la puesta a punto?

   —Creo que es algo a corregir con la puesta a punto. De todos modos, por el diseño y la forma del auto, me tengo que acostumbrar a una nueva posición de manejo, con una dirección más rápida de lo normal. Lo principal será trasladarle todo lo bueno que tiene el otro auto y ver cómo lo recibe.

   —¿Diferencias con tu otro auto?

   —Bastantes. En el momento de la largada, el otro se cae un poco más. En eso me sorprendió mucho el nuevo, porque sale mucho mejor pisado. Por otra parte, hay que corregir también el tema del tránsito, para que sea igual de rápido que el otro. Con respecto al anterior americano, tiene una diferencia notable en los pesos. Más allá de lo que exige el reglamento, la idea era hacerlo liviano. Después viene copiando bastante lo que hacía el anterior, y que tiene que ver con el funcionamiento del eje rígido delantero y demás. Hay que pulirlo un poco más para sacarle mayor provecho.


Noviembre de 2007. Claudio y Darío Roth, exhibiendo el primer chasis americano fabricado en el taller. 

“Le tengo mucha fe al auto”

   El artífice intelectual y material de la unidad, Darío Roth, compartió las sensaciones de su hermano sobre el funcionamiento de la estructura y se mostró ilusionado sobre los futuros rendimientos.

   “Estoy bastante conforme, porque si bien el auto no hizo un gran papel tampoco fue terrible. Encontramos que patina en demasía y por eso tenemos que ver dónde hacerlo traccionar. La fecha que viene seguramente podremos corregirlo”, se esperanzó.

   “Yo le tengo mucha fe al auto. Falta hilar muy fino. Cuando pusimos en pista el primer americano, por ahí no teníamos el motor de hoy; aunque eso también puede ser un problema, porque si no encontrás el equilibrio puede patinar mucho. Pero teniendo potencia es mucho más fácil trabajar para prenderlo al piso. Aplicaremos la misma teoría que venimos usando con el otro auto. Tarde o temprano andará bien. ”, agregó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias