Eluney, la única nena que jugó la final de la Liga Municipal

Es de Zona Norte

Eluney, la única nena que jugó la final de la Liga Municipal

11/1/2019 | 07:00 |

Imágenes y grabaciones: Pablo Goicochea - Edición de video: Francisco Villafáñez

Por Belén Uriarte / buriarte@lanueva.com

 

   —Pedí la pelota, tenete confianza, vos sos como tus compañeros. Vamos, hay que divertirse.

   El técnico de Zona Norte, Mario Rocha, le da aliento a Eluney, la única nena que el 1 de diciembre disputó la final de la Liga Municipal ante Stella Maris. Ella lo mira y asiente. Después se sube las medias y corre a la mitad de la cancha para disputar el segundo tiempo, estando abajo en el marcador.

   Su equipo, que pertenece al barrio Mara, no puede revertir el resultado y sobre el final, las lágrimas de Eluney reflejan la desilusión por estar tan cerca y no poder gritar “campeón”. Todos la consuelan y pronto recobra las fuerzas para analizar su presente.

   —Es bueno jugar con todos varones porque no te dicen nada. Mis compañeros a veces me la pasan y dicen que meta gol. Lo meto y cuando lo erro no me dicen nada —cuenta al final del partido la nena de 10 años que sueña con ser futbolista profesional.

   Luciano Pérez, uno de sus compañeros que alienta tras la charla del entrenador, destaca la importancia de integrar.

   —Con una nena hay que ser compañero y hay que ayudar. Con ella [por Eluney] jugamos haciendo pases. Es como un compañero que hace pases y hace las cosas bien. Cuando no le sale algo, le decimos que no se ponga mal y que vuelva a jugar.

   Por su parte, Leonel Ramos, defensor de Stella Maris y encargado de marcar a Eluney en la final, asegura que es diferente defender el área cuando hay una nena.

   —Jugué más con nenes que con nenas, entonces estoy más acostumbrado con nenes. Con las nenas me cuido más para no lastimarla.

   El técnico Mario Rocha cuenta que hay 5 nenas en la categoría 2008, a quienes les inculca que el fútbol “es un deporte, que lo puede hacer tanto un chico como una chica”.

   —Trabajar con nenas es lo mismo que trabajar con chicos. Primero se trabaja con la disciplina y después con lo básico: tocar la pelota, sacar un lateral, jugar en equipo, los puestos —explica el entrenador.  

   Zona Norte viene entrenando con mujeres desde hace muchos años y los chicos lo toman con mucha naturalidad.

   —Están acostumbrados: cuando viene una nena ellos la reciben como a cualquiera, el respeto no cambia —dice el DT.

   Vivian, la tía de Eluney, disfruta de ver a su sobrina en la cancha.

   —Siempre quiso, y como mi hijo también jugaba en Zona Norte ella vio la posibilidad y se anotó. Disfruta de lo que hace. Con todos los riesgos que hay en la calle para los chicos, que esté contenida en un club y que disfrute de esa actividad está bueno. Aparte aprende a compartir.

   La tía asegura que nunca sintieron miedo de que la lastimen o la insulten en una cancha.

   —Ella es muy encaradora, se desafía en muchos ambientes. Ha pasado por muchas cosas que la lleva a enfrentar, a hacer lo que le gusta y buscar la manera.

   Y el mensaje que le bajan a la nena como familia es muy claro: compartir y pasar un buen momento, dejando de lado las rivalidades.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias