Se vienen fuertes turbulencias

18/6/2018 | 08:00 |

Por
Ricardo Salas

Momentos turbulentos enfrenta el Gobierno nacional, cuestión que se traslada al territorio y la política de la provincia de Buenos Aires. De un tiempo a esta parte, lo que le ocurre al presidente Mauricio Macri desvela a la gobernadora María Eugenia Vidal y sus colaboradores más cercanos. Es que la caída de la imagen presidencial arrastra la de la mandamás bonaerense de Cambiemos.

A esto se suma la problemática “local”, con los docentes que aún no cerraron paritaria salarial, con los médicos en la calle, y con el plan de infraestructura limitado.

Ante una coyuntura de zarandeos económicos para el oficialismo, Vidal hilvana los principales ejes de gestión ante un segundo semestre que se avecina “complejo” en despachos oficiales de calle 6 en medio del microclima mundialista.

Se sabe, que el presidente Macri pretende respaldo político para bajar el déficit fiscal, después del controvertido acuerdo con el FMI y la nueva escalada del dólar. Y dentro de ese contexto financiero Vidal es una figura clave desde la Provincia. En clave política, la fragmentación del peronismo sigue siendo funcional al Gobierno nacional.

Legisladores que responden al tigrense Sergio Massa decidieron fustigar a la Gobernadora de Cambiemos por gastar dinero de la “caja bonaerense” para “rescatar financieramente” a Macri con la compra de Lebacs, Letes y otras inversiones financieras, en las semanas previas a la corrida del dólar que se conoció como “martes negro” y que desembocó en las gestiones del presidente y el ministro Nicolás Dujovne ante el FMI.

Según el diputado del Frente Renovador, Jorge D’Onofrio, la Provincia desembolsó unos 82 mil millones de pesos. “Todo eso hubiese tenido sentido en un período de bonanza bonaerense pero no en medio de reclamos con los docentes judiciales médicos policías y el resto de la administración pública. Está tormenta perfecta incluye una administración irresponsable con altos niveles de endeudamiento que más temprano que tarde pagaremos entre todos”, señaló.

En las diagonales el clima de conflictividad sindical sigue en aumento. Los huelguistas docentes piden que Vidal reabra la paritaria con el sector. La cuestión salarial y el rechazo del acuerdo del Gobierno nacional con el FMI, son los ejes del reclamo. El ministro Marcelo Villegas (Trabajo) le atribuyó una intencionalidad “política” al paro docente, repitiendo el relato de la Gobernación durante las anteriores medidas de fuerza en establecimientos educativos.

El barbado sindicalista Roberto Baradel ya confirmó que los docentes de SUTEBA se suman al paro de la CGT programado para el 25 de junio. También se sumará la asociación sindical de profesionales de la salud, la Cicop tras rechazar de plano la propuesta que le hizo la administración Vidal de un 15 por ciento de aumento salarial en 3 cuotas más un plus por presentismo no integrado al salario.

“No podemos seguir discutiendo sobre una pauta inflacionaria del 15 %, porque hasta desde el propio Gobierno admiten que esa meta quedó muy alejada de la realidad”, indican.

60 municipios en 30 días. Esa es la consigna trazada por el barco legislativo de Cambiemos durante el mes del Mundial de Rusia.

El objetivo es salir a “patear” la Provincia buscando fomentar la competencia, elegir nuevos referentes y potenciar dirigentes ya existentes dentro del oficialismo distrital.

Las reuniones con concejales y referentes locales de Cambiemos, permiten un intercambio de opiniones respecto de la actualidad local y de la gestión de la gobernadora Vidal. recorrer las obras que se están ejecutando con financiamiento del Ejecutivo provincial.

Todo responde a la estrategia comunicacional de la Gobernación de calle 6: redes sociales y contacto directo con vecinos del interior “para escuchar sus necesidades y transmitirles lo que estamos haciendo”, sostiene la “delegación” parlamentaria.

“Es importante comunicarles (a intendentes y referentes de cada distrito)que estamos transitando el camino correcto y que en equipo vamos a sacar la Provincia adelante”, asegura el titular de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca.

La propia Gobernadora le pidió días atrás a ministros, legisladores e intendentes durante una reunión de “gabinete ampliado” salir a bancar al Gobierno nacional y que ese mensaje se expanda a toda la Provincia. Quizá para evitar despejar alguna que otra duda, también se les garantizó a los alcaldes la continuidad de las obras públicas que están en marcha. Sobretodo en épocas de vacas flacas para las arcas municipales. De eso tomó nota el ministro Hernán Lacunza (Economía) advertido por el vicegobernador radical Daniel Salvador.

Por eso, al radicalismo que hace un par de meses no pocos querían por poco tirar por la ventana, ahora el Pro lo necesita en la Provincia. En ámbito bonaerense, y sobre todo en la Sexta, la representación territorial de la UCR es muy importante hacia el interior de Cambiemos. Si bien las ciudades más densas están en manos de intendentes “amarillos PRO”, los radicales son ampliamente mayoritarios en número.

De ese análisis quedó claro que la discusión dentro de la alianza gobernante, en este tema, se redujo a dos de las tres patas. Ausente estuvo la Coalición Cívica de Elisa Carrió, quién ya tomó nota y frente a un congreso que esa fuerza, mandó a su tropa de “lilitos” a pelear con más agresividad lugares en listas legislativas y en los ejecutivos municipales de cara al 2019, con la convicción que ellos son el “reaseguro moral y sostén del Gobierno nacional”.

Piden tarjeta roja

“Si esto es efectivamente real , será con seguridad el comienzo del fin de este nuevo relato que es Cambiemos, ahora no solo a nivel nacional sino también provincial” señalan massistas y kircheristas desde el arco opositor legislativo.

El revuelo político se generó después de una filtración telefónica donde un funcionario de Infraestructura del área educativa pidió “inflar” un presupuesto para la construcción de cocinas en escuelas de la Provincia.

Ante la gravísima denuncia que se difundió durante el fin de semana y en dónde se escuchó el pedido a una colaboradora que “invente” un presupuesto, el bloque de legisladores del Frente Renovador salió a exigirle a la gobernadora Vidal el apartamiento inmediato del “sospechoso” Mateo Nicholson.

El massismo irá a fondo. Pedirá la “interpelación” del Director General de Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, para que explique lo que podría transformarse en el primer hecho de corrupción de la gestión de Vidal. El Ejecutivo informó que llevó el caso a la Justicia platense para que el funcionario sea investigado, ante presuntos sobreprecios.

“Casualmente el área de infraestructura escolar es el lugar donde más déficit tiene la Provincia, que no viene solamente de esta gestión, sino desde la época de Scioli, y me pongo en la piel de los directores de escuelas y de las cooperadoras que tienen que ver que un funcionario inventa gastos y sus escuelas se caen a pedazos”, adelnató el diputado tresarroyense Pablo Garate.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias