Charlamos con la directora del documental sobre la historia de las víctimas de 2001

9/12/2018 | 06:30 |

"39, el documental de las víctimas de 2001” fue proyectado este fin de semana en nuestra ciudad. Charlamos con Ayelén Velázquez, su directora, acerca de sus recuerdos de aquella época y sobre su creación.

Ayelén Velázquez, directora del documental. Foto: Gentileza Rocío Soledad Bao.

Franco Pignol / fpignol@lanueva.com

   Estaba leyendo las noticias en el celular cuando me enteré que nuestro país decidía volver al Fondo Monetario Internacional, a principio de mayo de este año. El recuerdo de esas tres iniciales me generaron una angustia irracional, incontrolable. Enseguida recordé aquel doloroso mes de diciembre de 2001 y todo lo que vino después.

   Tenía 18 años y la ilusión de viajar a Mar del Plata con unos amigos, pero no teníamos un mango. Para eso habíamos estado vendiendo limones casa por casa (un limón, un peso) y salíamos por la noche a juntar envases de cerveza para luego canjear en el supermercado. 

   Juntamos para el pasaje y habíamos comprado fideos y conservas para gastar los menos posible en las comidas. Pero de repente...

   Saqueos.

   Estado de sitio.

   Represión.

   Muerte.

   Clubes del trueque.

   Bloquee el celular.

   Ayelén Velázquez cumplía 18 cuando el 20 de diciembre de 2001 estaba por festejar su cumpleaños en San Pedro junto a sus amigas. ¿Cómo olvidar aquella fecha?

   La vida la llevó por el camino de los medios, el periodismo y la locución. A su vez, comenzó a trabajar en un documental sobre aquel acontecimiento, pero desde el punto de vista de las víctimas. Porque hubo 39 muertos en todo el país.

   Así fue que dirigió y publicó junto a otras colegas el documental “39, el documental de las víctimas del 2001”, que ayer presentó en el Salón Fundadores de la Universidad Nacional del Sur (Colón 80), ante un auditorio colmado.

   Se estrenó el año pasado y ya lleva unas 40 proyecciones en nuestro país y tuvo un par de proyecciones en Londres (Inglaterra). También estuvo nominada en un festival de Cine Político en Madrid y se proyectó en California (EE.UU).

   “Cuando De la Rúa fue absuelto de culpa y cargo de los hechos que ocurrieron el 19 y el 20 de diciembre de 2001 nos pusimos a buscar sus declaraciones de aquella época  para recordar quién era. Nos encontramos con que ni siquiera sabíamos cuál era el número de muertos que finalmente fueron 39. Entonces nos pusimos a investigar sobre cada historia en particular y así nació el documental”, aclaró Ayelén Velázquez, quien también forma parte del staff de Radio Mega Buenos Aires, en el programa de Bebe Contepomi, que va de 9 a 13.

Las impactantes historias de las víctimas

   —¿Cómo podrías resumir brevemente el documental?

   —Relata por primera vez la historia de las víctimas del 19   y 20 de diciembre de 2001. Cuenta la historia, quiénes eran, dónde vivían, cómo estaba formada su familia y en qué contexto murieron.

   —¿Qué fue lo que más te sorprendió, dentro de tanta tristeza?

   —El 80 por ciento de las víctimas tenía menos de 30 años. Santa Fé tiene 9 muertos por ejemplo. Pero hay de Tucumán, Corrientes, Entre Ríos y por supuesto Buenos Aires.

   —¿Los 39 muertos fueron todos en manos de la policía?

   —En la mayoría de los casos, pero hay tres casos puntuales que son balas de comerciantes en donde también había policía reprimiendo.

   —¿Podés contar algún ejemplo?

   —El jefe de un empleado de una joyería de Capital le dijo a su empleado que se vaya a su casa antes de horario porque habían decretado Estado de sitio. Se tomó el colectivo hacia La Matanza y cuando se bajó (la parada está en una cuadra llena de negocios) un comerciante le pegó un escopetazo en la cara desde arriba de su comercio. David Chala murió en el acto.

   —¿Qué opinás sobre la resolución 956 de Patricia Bullrich acerca del uso de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad, sin dar la voz de alto?

   —Habiendo realizado este documental que se basa en mostrar a las víctimas de las fuerzas policiales del Estado no tengo más que preocupación con respecto a la decisión de la Ministra de Seguridad. Me preocupa pensar qué puede hacer una policía cuando está desbandada porque ya la vi desbandada. La vimos todos, sólo que algunos tenemos la memoria un poco más limitada. Tenemos que pensar desde dónde venimos. Me preocupa pensar qué puede llegar a pasar cuando la gente salga a la calle a protestar por algún derecho.

   "Mi idea de un ministerio de seguridad es que bregue por la seguridad de nosotros, no que la ponga en peligro. El estado está para preservar la vida no para ponerla en peligro, con  solo salir de tu casa".

   —¿Se puede hacer un paralelismo con la actualidad?

   —Quiero ser responsable con respecto a los paralelismos entre 2001 y la actualidad. Me parece que sí podemos revisar qué decisiones se tomaron en aquella oportunidad para que todo termine en el mayor estallido en democracia. No es correcto pensar que eso ocurrió el 19 de diciembre repentinamente. Hubo decisiones que se venían tomando desde el gobierno de Carlos Menem, continuada con las decisiones que tomó De la Rúa sosteniendo la convertibilidad. Ese fue el principal punto por el que la economía no pudo arrancar, con una economía devastada desde los ‘90.

   “Es muy importante revisar que no se fueron notando ni teniendo en cuenta las alarmas que se venían dando durante todo el 2001. Durante todo el año hubo cortes en las principales rutas de todo el país. lo que pasa es que la cortaban los que menos tenían, los más pobres, los que comenzaron a notar las necesidades económicas mucho antes de que la notaran los que quedaron encerrados en el corralito.  Nos unimos todos porque ya desde antes muchos la estaban pasando mal”.

La presencia gigante del Fondo Monetario

   —Quizás se advierte un paralelismo teniendo en cuenta que hay un denominador común: el Fondo Monetario Internacional.

   —El FMI tuvo y tiene una presencia gigantezca porque cuando asume De Laa Rúa toma una deuda enorme con el fondo. Machinea, a cargo de la economía, decide hacer el blindaje financiero para seguir manteniendo el 1 a 1. Todo eso lo hicieron con la presencia del FMI”.

   “Por eso, cuando el gobierno actual vuelve al FMI y toma deuda, me hace acordar a lo mismo que hacía De la Rúa. Tomaba deuda y lo hacía ver como un hecho reivindicador de la economía argentina. Este gobierno hace lo mismo. Pone al fondo como una posible salida de la crisis. Entonces, claro que me hace acordar a todo lo que ocurrió. El Fondo no cambió y nosotros tampoco. Nos gusta ponderar la presencia extranjera y desmerecer nuestro patrimonio nacional. Miro el documental y no puedo creer que nos olvidemos con tanta facilidad lo que nosotros esperamos de EE.UU. y lo que ellos necesitan de nosotros. Esa relación nunca termina bien en las clases trabajadores.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias