Bahía Blanca | Martes, 07 de febrero

Bahía Blanca | Martes, 07 de febrero

Bahía Blanca | Martes, 07 de febrero

Le llegó una boleta de 123.000 pesos: "Te facturaron la luz de todo el pueblo"

"Menos mal que no sufro del corazón, porque me moría", contó María Elsa Mollevi.
Fotos: Agencia Villalonga

   María Elsa Mollevi, una vecina de Villalonga que trabaja como empleada doméstica y es beneficiaria de la Tarifa Social de electricidad, aún no sale de su asombro: EDES le quiere cobrar 123.062,97 pesos de electricidad, correspondientes al julio de este año.

   Peor aún: por no haber pagado la factura en término, ahora deberá abonar 123.368,94 pesos antes del viernes. El gasto de electricidad es de 70.055 Kw/h, y el promedio diario es de 6189,65 pesos.

   La sorpresa la recibió hace un par de días, cuando concurrió a la oficina local de EDES para reclamar porque no había llegado la boleta, y se encontró con la noticia.

   “Menos mal que no sufro del corazón, porque me hubiera infartado ahí mismo -comentó a La Nueva., entre angustia e incredulidad-. Tengo que vender la casa para pagar esta boleta; no entiendo cómo pueden mandarla”.

   En la oficina, ni siquiera los empleados podían entender qué estaba pasando y no podían creer lo que figuraba en pantalla: “No puede ser, te facturaron la electricidad de todo el pueblo”, le dijeron.

   La empresa EDES le aclaró esta tarde a La Nueva. que se trató de un error de facturación y que mañana mismo solucionarán el tema.

   La noticia se instaló en las redes sociales, entre broma y preocupación. Los mismos empleados de la oficina trataron de poner paños fríos a la situación y prometieron solucionarla.

   ¿Lo irónico? Apenas llegó a su casa, le pasaron por debajo de la puerta la boleta que había ido a reclamar a EDES, por el mismo valor que le habían anunciado.

   Por ahora, más allá de asegurar que no va a pagar esa suma, espera que EDES corrija la facturación y -con suerte- le ofrezca una disculpa por semejante error.

   “No se cómo lo van a arreglar ni como van a justificarlo, pero espero una solución; si no, esto terminará en un juicio. Es una verdadera locura; por momentos no sé si reírme o llorar”, dijo María Elsa. (Agencia Villalonga)