SE EJECUTAN DOS EN EL DISTRITO

Avalan la construcción de viviendas de barro, pero sigue la polémica

22/5/2014 | 00:14 | Pese a que el CD de Tornquist aprobó por unanimidad la ordenanza, quienes impulsan este tipo de casas aseguran que el municipio solo pone trabas al proyecto.

Avalan la construcción de viviendas de barro, pero sigue la polémica. La región. La Nueva. Bahía Blanca

La reciente y esperada aprobación de la ordenanza que regula la construcción de viviendas con materiales naturales en áreas urbanas del distrito de Tornquist volvió a encender la polémica, ya que si bien desde la comuna se sostiene que la normativa regulará la situación, algunos constructores señalan que el municipio busca poner trabas a quienes quieren levantar este tipo de casas.

Según la norma, aprobada por unanimidad en el CD, se podrán ejecutar prototipos de viviendas de construcción natural -en base a tierra cruda-, que serán puestos a prueba durante un año, con los gastos a cargo de los dueños del emprendimiento. Una vez aprobado, el sistema podrá ser utilizado como cualquier otro.

La secretaria de Obras y Servicios Públicos de Tornquist, Anabella Madueña, destacó que será beneficiosa para aquellos que ya están construyendo viviendas de estas características en el distrito.

“Los dueños de estos prototipos deberán realizar el trámite de aptitud técnica. Además, la vivienda podrá tener acceso a todos los servicios, en carácter provisorio; y deberá ser habitada durante todo un año”, señaló.

Hasta el momento -aclaró- la normativa y el Código de Planeamiento vigentes no permitían construcciones que no contaran con el certificado de aptitud técnica.

“De este modo, una vez que se demuestre que el prototipo cumple con todos los requisitos, se permitirán construcciones similares en todo el distrito. Por supuesto, deberán presentar los planos y contar con los permisos necesarios”, aclaró.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Madueña manifestó que la ordenanza no es restrictiva hacia ningún sistema de construcción, y destacó que su promulgación permitirá que este proceso sea materializado dentro de las normativas vigentes. Tampoco descartó que los prototipos puedan contar con algunos beneficios impositivos.

“En nuestro distrito tenemos dos casos concretos de construcciones naturales: uno en Saldungaray -a cargo de Juan Ignacio Petroselli- y otro en Sierra de la Ventana. En el primero de los casos está iniciado el expediente para obtener el certificado de aptitud técnica; en el segundo caso, no hay ningún archivo”, aseveró.

Por su parte, Maximiliano Molina –dueño de la vivienda en cuestión en Sierra de la Ventana, en la que vive con su mujer Ana Vidal y su hijo Río, de un mes de vida- dijo que la situación no variará mucho.

“Por lo menos se permite construir en zona urbana, pero en nuestro caso en particular no sabemos hasta dónde nos beneficiará”, dijo.

Según la ordenanza, para que los propietarios de esta original casa de barro cuenten con la provisión de servicios básicos elementales –algo que reclaman desde hace años- deberían iniciar los trámites para obtener el certificado de aptitud técnica, algo que la comuna les viene exigiendo hace tiempo.

“Cuando quisimos obtener ese certificado, nos dimos cuenta de que era una traba. Es muy engorroso y costoso”, expresó.

“El municipio busca cubrirse la espalda respecto a la seguridad de las casas y también poner una clara traba para que no todos puedan hacerla”, finalizó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias