Opinión.

CON LAS FORMAS DEL AYER

Piedra hipotecaria

22/10/2017 | 07:38 | Escribe Mario Minervino

Hace 98 años, en octubre de 1919, se colocó la piedra fundamental del futuro edificio de la sucursal bahiense del Banco Hipotecario Nacional, obra emblemática en la historia edilicia local.

El gran mentor de levantar una sede bancaria acorde a la importancia de Bahía Blanca fue el diputado nacional Valentín Vergara, vecino bahiense, quien incluso consiguió disponer del terreno de avenida Colón y Vicente López para la construcción.

La colocación de la piedra inicial significó un acontecimiento, con la llegada de una nutrida comitiva, encabezada por el ministro de Hacienda de la Nación, Domingo Salaberry.

El cronograma de actos comenzó con una recepción de los visitantes en los andenes de la estación Sud; continuó a media mañana con la colocación de la piedra y terminó al mediodía, con un concurrido almuerzo en la sede del club Argentino.

“La obra que ha de erigirse no ha de ser efímera, sino que perdurará por todas las generaciones”, manifestó el ministro Salaberry al colocarse la piedra.

Ese año, la denominada “manzana fiscal”, era propiedad del Estado Nacional, sólo estaba ocupada con el edificio del Banco de la Nación (hoy sede de la Aduana) de la avenida Colón y Estomba.

Pese al anuncio de un inminente inicio de la obra, los trabajos recién se iniciaron cuatro años después, en 1923, a cargo de los constructores Santiago Teddi y Justo Querel.

El edificio, de líneas grecorromanas e impactante monumentalidad, fue criticado por algunos profesionales por entender que contaba con “lujo de decoración, más adecuada para un teatro que para un banco”.

El acto inaugural del banco se cumplió el 15 de septiembre de 1926, bajo la gobernación del Vergara, el mismo que gestionó la obra. La entidad crediticia lo ocupó hasta 1990. Hoy está desocupado.