Bancarios detenidos

5/3/2018 | 06:30 |

por Mario Minervino

Hace 60 años, en marzo de 1958, fueron detenidos por las Fuerzas Armadas todos los empleados bancarios de la ciudad, medida sin precedentes por su magnitud en la historia del gremio.
Todo comenzó en enero de ese año, cuando los empleados bancarios iniciaron una huelga en reclamo de mejoras salariales. Como el gobierno se mantuvo inflexible en su negativa, la medida se extendió. Desde el gobierno que presidía Pedro E. Aramburu, se los intimó a trabajar, so pena de aplicar el decreto que prohibía ese tipo de manifestaciones. En asamblea gremial se resolvió mantener la protesta. 
Así todos concurrían a su trabajo, aunque sin desempeñar tareas, en quite de colaboración. En esos lugares fueron exhortados a reanudar la actividad. Al mantener la negativa, las Fuerzas Armadas, “en cumplimiento de su misión efectiva”, dispusieron su traslado, en calidad de detenidos, al Regimiento 5 de Infantería. Sin ofrecer resistencia, casi 400 trabajadores abordaron los camiones, pertenecientes a los bancos Nación, Provincia, de Londres, de Italia, Industrial, Español, de Bahía Blanca, Hipotecario, Mutual y Caja Nacional de Ahorro. 
Permanecieron detenidos tres días, hasta que un acuerdo permitió poner fin a la protesta. “A este Regimiento le tocó en suerte abrirles sus puertas y los acogió con trato correcto”, dijo entonces el teniente coronel Adolfo Suberville, para agregar: “No es éste un lugar donde se veja a los hombres, sino una ejemplar escuela de ciudadanía donde se fomentan valores de hombría y moral. Les damos la más cordial despedida y que Dios los ilumine”, les dijo a los empleados.
Acto seguido, los bancarios marcharon hacia el centro, donde dieron suelta a su júbilo. 
Ese día, desde la Bancaria se destacó que los empleados habían preferido entrar “por las puertas de los cuarteles” antes que resignar sus peticiones.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias