Superliga: un torneo corto y con hinchas visitantes

2/1/2018 | 06:30 |

Por
Néstor Ávila.

   Cuando todavía restan 15 fechas para completar su temporada inicial, la Superliga prevé cambios para este año 2018, especialmente después del Mundial de Rusia.

   Con miras al segundo semestre, cobra mucha fuerza la posibilidad de programar un campeonato corto –similar al que se jugó en 2016– junto con la vuelta de los hinchas visitantes a las canchas.

   El plan para impulsar un certamen dividido en dos zonas está en marcha. Se trata de un proyecto que está ligado al calendario que propone la Copa Libertadores, la Sudamericana y el Mundial de Clubes organizado por la FIFA.

   Aunque se pensaba que iba a suceder desde 2020, luego de la progresiva decantación a 22 participantes, la idea de organizar un Torneo de Transición comenzó a tomar cuerpo en los pasillos de la AFA a fines de 2017 y avanzará seguramente en los próximos meses.

   Con cuatro descensos y dos ascensos, serán 26 los equipos que intervendrán en la próxima Superliga. De esa manera, la competición tendría dos grupos de 13 conjuntos cada uno, con un Interzonal clásico por fecha.

   El armado sería parecido al certamen que ganó Lanús a mediados de 2016 y restaría definirse cómo se implementará la clasificación para las copas internacionales de 2019.

   “Los equipos que compiten en el ámbito internacional tendrán menos problemas”, aseguran quienes se manifiestan a favor de retornar al antiguo formato.

   En cuanto al regreso de los hinchas visitantes, los clubes no estarán obligados a recibirlos. La decisión dependerá de quienes sean locales, de la cantidad de socios abonados y la capacidad de los estadios. Extraoficialmente, Boca, River, Rosario Central y Newell’s, por ejemplo, ya avisaron que no podrán ceder localidades a simpatizantes de otros equipos.

   Para cristalizar la intención, las autoridades trabajan en la creación del “Pasaporte del Hincha”, que será un documento de identidad especial y obligatorio para concurrir a los encuentros de visitante de cada equipo. La credencial deberá estar validada por el Programa de Seguridad para lograr un mayor control y prevención de los violentos.

   Los amistosos de verano y la final de la Supercopa del 14 de marzo próximo entre Boca y River serán pruebas que marcarán el futuro de la iniciativa y el convencimiento o no de los organismos de seguridad.  

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias