Vélez, con bastante "Lavandina", destiñó a Olimpo, que no se trajo ni un "Poroto"

Le ganó 3-0 en el Amalfitani

Vélez, con bastante "Lavandina", destiñó a Olimpo, que no se trajo ni un "Poroto"

27/11/2017 | 21:24 | En el complemento, el conjunto del “Negro” Gómez edificó una goleada inesperada ante el aurinegro, que sumó su sexta derrota en la Superliga.

Vélez, con bastante "Lavandina", destiñó a Olimpo, que no se trajo ni un "Poroto"

Fotos: Télam y NA.

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com
Enviado especial

   Si había que levantar algún muerto, no era precisamente Vélez. Olimpo, tras perder esta tarde por 3-0 ante el velezano en el Fortín, no sólo no logró descontarle puntos a un rival directo en la lucha por no descender, sino que levantó el ánimo de un equipo que venía con 4 derrotas al hilo y un partido más que los bahienses.

   El resultado final no refleja todo lo sucedido, porque el aurinegro jugó un buen primer tiempo y tuvo alguna chance de empatar tras la conquista de Fabián Cubero, pero las modificaciones y la jerarquía de los recambios que impuso el "Negro" Gómez le dieron a Vélez mucho más que los tres puntos; es decir una goleada tan festejada como inesperada.

   ¿Cómo se entiende que en la primera fracción un equipo tuvo casi el 80 por ciento de la pelota en su poder y la chance más clara la tuvo su rival?

   Bajo esos argumentos se jugaron los 45 iniciales, con un conjunto Vélez dueño del esférico, rotación y movimientos interesantes para desembarazarse de la pegajosa marca que le impuso Olimpo, y que terminó surtiendo efecto porque en el último pase siempre se interpuso una pierna salvadora, o un cruce providencial.

   En parte, lo ocurrido, explicaba el mal momento de Vélez, que se esmeraba por ser prolijo y tener jugadores interesantes para poner en aprietos a su rival. Lo hizo en cuentagotas, con algunos chispazos de Matías Vargas –incluyendo un remate por elevación de media distancia- o cuando Cubero buscó con pelotazos frontales para el dominio de Andrada, que siempre recibió de frente pero pocas veces logró habilitar a un compañero.

   Olimpo trabajó el partido con inteligencia. Achicó los espacios y cuando tuvo que meter metió, aunque eso también le haya costado una amarilla a Franco Bellocq.

   Con el transcurrir de los minutos los nervios le jugaron una mala pasada a Vélez. La gente se impacientó y Olimpo adelantó un poco sus líneas. Fue cuando Fornari peleó y ganó una pelota por el sector izquierdo, mandó un lindo centro para la cabeza de Depetris, quien en complicidad con un defensor estrelló el balón en el poste izquierdo del sorprendido Rigamonti, que hasta ese momento (35m.) no había visto acción.

   En el segundo tiempo la disposición fue distinta. Olimpo se adelantó en el terreno, repartió la tenencia del balón y presionó más arriba.

   Pero Vélez encontró espacios a espaldas de Costa y los explotó con sabiduría, a tal punto que Pantaleone tuvo que cerrar de urgencia cuando Andrada se predisponía a definir y luego se lo perdió Grillo de cabeza tras un córner de Cufre y, por decantación, tras una gran atajada de Gabbarini ante un cabezazo de Andrada, el gol llegó de pelota detenida.

   Cufré volvió a buscar el primer palo en el córner, Cubero se anticipó a todos y de cabeza ubicó el balón en el segundo palo, por encima de todos.

   Ocurrió un minuto antes –a los 11-- del ingreso de Villarrel por Costa, lo que denota que Forestello ya se había dado cuenta de las ventajas que otorgaba Olimpo por la derecha. Pero ya era tarde…

   De ahí en más se vino un entretenido ida y vuelta. Olimpo cobró protagonismo con Troyansky en cancha. Pero vaya mala suerte la del Pocho que sin querer privó a su equipo de lo que era el empate. Por querer asegurar el gol tras un disparo rasante de Fornari, la pelota le rebotó en el pie y salió rechazada.

   En el bando opuesto los cambios del Negro Gómez resultaron letales. A la potencia de Bergessio se le sumó la claridad de Luis Amarilla y en una combinación entre ellos, a los 33m., el ex San Lorenzo dejó clavado a Cahais y anotó un golazo con un remate cruzado contra el palo derecho de Gabbarini.

   Olimpo buscó el descuento con determinación, pero también se expuso al contragolpe y algún cierre apresurado de Gabbarini, quien salvó una pero no pudo evitar la goleada tras una gran corrida del ingresado Ortega y la solitaria definición de Gonzalo Bergessio.

La síntesis

Vélez (3): César Rigamonti 5; Hernán De La Fuente 5, Fabián Cubero 6, Fausto Grillo 6, Braian Cufré 6; Santiago Cáseres 6, Nicolás Domínguez 7; Lucas Robertone 5, Matías Vargas 7, Federico Andrada 6; y Jonathan Cristaldo 6. DT: Marcelo Gómez.

Olimpo (0): Adrián Gabbarini 5; Cristian Villanueva 5, Cristian Nasuti 4, Matías Cahais 4, Nicolás Pantaleone 6; Franco Bellocq 5; Emiliano Tellechea 5, Jonatan Blanco 5, Tomás Costa 4; Maximiliano Fornari 5; y David Depetris 5. DT: Rubén Darío Forestello.

PT. No hubo goles.

ST. Goles de Cubero (V), a los 12m.; y Bergessio (V), a los 34 y 42m.

Cambios. 59m. Bergessio (7) por Cristaldo, 69m. Amarilla por Andrada y 84m. Ortega por Vargas, en Vélez; 57m. Villarruel (5) por Costa, 64m. Troyansky por Bellocq y 77m. Vila por Depetris, en Olimpo.

Amonestados. Franco Bellocq (27m.), en Olimpo.

Árbitro. Pablo Echavarría (5).

Estadio. José Amalfitani Vélez (muy buena).

Lo que viene

   El próximo partido del aurinegro será en Bahía Blanca el sábado venidero, cuando desde las 17 se enfrente a Chacarita.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias