Aspectos que debemos saber antes de comprar los lentes de contacto

ES IMPORTANTE ESTAR INFORMADO

Aspectos que debemos saber antes de comprar los lentes de contacto

29/10/2017 | 07:44 | ¿Soles preguntarte cuál es el mejor tipo de lente para tu problema de la vista, estilo de vida o presupuesto? Compará las ventajas y las desventajas de los específicos.

Aspectos que debemos saber antes de comprar los lentes de contacto

Aspectos que debemos saber antes de comprar los lentes de contacto. Salud. La Nueva. Bahía Blanca

David Roldán

droldan@lanueva.com

Las lentes de contacto nunca fueron tan versátiles como ahora.

Igual es necesario comprender las ventajas y las desventajas de los tipos comunes y las reglas básicas para evitar infecciones oculares. Veamos.

Las lentes de contacto blandas son el tipo más conocido de lentes de contacto, tanto en los Estados Unidos como en todo el mundo.

Se pueden utilizar para corregir varios problemas de la vista, entre ellos miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia e irregularidades de la cornea.

Las lentes de contacto blandas son cómodas y más fáciles de adaptarse que las duras.

Existen varios tipos de lentes de contacto blanda.

Lentes de uso diario. Las lentes blandas de uso diario suelen ser la opción más barata. Se utilizan durante el día y todas las noches se quitan para limpiarlas y desinfectarlas. El tiempo durante el cual podrás utilizar un par de lentes de uso diario varía según el fabricante.

Lentes de uso extendido. Las lentes blandas permiten hasta dormir con ellas, pero debes quitártelas para limpiarlas y desinfectarlas, al menos, una vez por semana. Sin embargo, si duermes con las lentes puestas, es importante que tengas cuidado, ya que aumenta el riesgo de infecciones oculares.

Lentes descartables. Por lo general, son más costosas. Se usan durante el día y se quitan por la noche. No es necesario limpiarlas ni desinfectarlas.

Las usas durante el período recomendado (ya sea en forma diaria, semanal o mensual) y luego las desechas. Podrías considerar las lentes descartables si utilizas lentes de contacto sólo en ocasiones, si no toleras la solución desinfectante o si para vos la comodidad es algo muy importante.

En cuanto a las lentes rígidas de gas permeable o duras, hacen que la visión sea clara y nítida en la mayoría de los problemas de la vista. Las lentes de contacto duras podrían ser particularmente atrayentes para vos si ya intentaste con las lentes blandas, pero sin resultados satisfactorios o si tienes sequedad en los ojos.

Estas lentes generalmente permiten pasar más aire al ojo que las lentes blandas, lo que reduce el riesgo de infecciones oculares. La mayoría de las lentes de contacto duras deben retirarse por la noche para su limpieza y desinfección, aunque algunas pueden usarse durante una semana o, incluso, 30 días.

Ahora bien, en función de lo que tu vista necesite, podrías considerar usar las siguientes lentes de contacto especiales:

Lentes de contacto híbridas. Tienen un centro duro de gas permeable rodeado por un aro exterior suave. Estas lentes pueden corregir la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia de la edad, así como el queratocono (curvatura irregular de la córnea). Podrías considerar usar lentes de contacto híbridas si se te dificulta utilizar lentes duras tradicionales.

Lentes de contacto bifocales o multifocales. Estas lentes, que pueden ser blandas o duras, corrigen la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, en combinación con la presbicia.

Lentes de contacto con tinte. Algunas son de color, ya sea por motivos estéticos o terapéuticos. El color puede mejorar el contraste o la percepción del color y, por ejemplo, ayudar a compensar el daltonismo. No obstante, evita las lentes de contacto de venta libre, ya que pueden provocar lesiones e infecciones.

Antes de comprar lentes de contacto, consulta con tu oftalmólogo u otro especialista en la materia, para que te realicen un examen completo de los ojos y te hagan una prueba de adaptación de las lentes. Planifica exámenes de seguimiento, según lo recomendado por el especialista. Puede ocurrir después de una semana, un mes y seis meses y, posteriormente, una vez al año.

Fuente: Clínica Mayo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias