EDITORIAL

Una mafia que debe terminarse

23/10/2017 | 07:39 | En nuestra ciudad se asegura que las obras tenían un sobreprecio del 25 por ciento debido a los planteos de la UOCRA.

María Eugenia Vidal lo hizo. No importa desde qué lugar se pueda hacer esta afirmación, la realidad es contundente y clara: la gobernadora le puso punto final, o al menos abrió la puerta para hacerlo, a una de las conductas más perversas y perjudiciales de que se tenga conocimiento dentro del sindicalismo argentino.

Denunció públicamente el accionar de los dirigentes de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA), quienes con sus manejos extorsivos impedían, complicaban y distorsionaban las obras -tanto públicas como privadas- que venían desarrollándose en la ciudad.

Vidal hizo las declaraciones cuando, extrañada por la demora que detectó en algunas obras locales y de la región, le explicaron que era el gremio el que ponía obstáculos a través de distintos planteos a los empresarios y generaba que las obras estuviesen paralizadas o demoradas.

Pocas horas después de sus declaraciones -que los dirigentes del gremio rechazaron y negaron a viva voz- fue detenido Juan Pablo “Pata” Medina, secretario general de la UOCRA La Plata, acusado de extorsión y otros manejos delictivos relacionados con las obras de esa capital.

Al tibio intento de los dirigentes locales de negar cualquier comportamiento mafioso, siguió la inmediata renuncia de toda la comisión ejecutiva.

Se fueron, dijeron, “para salvaguardar el buen nombre y honor”.

Se podría hacer todo un análisis de situación y preguntarse por qué nunca nadie denunció estos comportamientos de la UOCRA, que son históricos y llevan décadas de ejercicio.

Pero lo importante es que finalmente se ha dado este paso. Funcionarios del gobierno aseguran que la salida de Flores de La Plata permitirá que el valor del metro cuadrado baje hasta un 40 por ciento.

En nuestra ciudad se asegura que las obras tenían un sobreprecio del 25 por ciento por los planteos de la UOCRA.

Por estas horas, las cámaras empresarias locales se han reunido con autoridades municipales, provinciales y los interventores del gremio buscando un orden a las cosas, para recomponer y volver a dar, para permitir trabajar sin que las mafias sigan siendo dueños de la cosas, que todos sepan que los tiempos de la extorsión se están terminando.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias