Si tenés varias PC, necesitás recursos compartidos

A TENER CUIDADO CON LO QUE SUBIMOS

Si tenés varias PC, necesitás recursos compartidos

14/10/2017 | 07:51 | Si tenemos más de una compu, nos harán falta sitios comunes donde compartir datos. Aquí, las opciones que nos ofrece el Windows 10.

Si tenés varias PC, necesitás recursos compartidos

Si tenés varias PC, necesitás recursos compartidos. Tecnología. La Nueva. Bahía Blanca

RedUsers

Si bien con la nube, y la enorme cantidad de servicios de sincronización que existen, resolvemos de cierta forma muchos problemas relacionados a colaboración, cuando nos toca trabajar con archivos de gran tamaño, o necesitamos compartir sin acceso a Internet, nos resultará importante tener carpetas o recursos accesibles desde nuestra red.

Descubramos qué bondades encontramos en la última versión de Windows 10.

Compartir carpetas

Arranquemos por lo básico: ¿cómo creamos una carpeta compartida? Para los novatos, les contamos que una carpeta compartida es aquella que puede ser accedida desde cualquier punto de la red interna, siempre y cuando tengamos los permisos adecuados.

Normalmente, para ver qué recursos nos ofrece nuestra red, basta con ir al explorador de archivos y hacer clic en el apartado de Red. También podemos tener un apartado Grupo Hogar, donde ver recursos más cercanos. Nos explayaremos más adelante en este punto.

El procedimiento para compartir una carpeta es muy sencillo. Simplemente debemos hacer clic derecho sobre la carpeta, luego en [Propiedades], e ir a la pestaña [Compartir]. Allí tendremos un par de opciones: la primera, llamada originalmente [Compartir…], nos abrirá un panel en donde se listarán todos los usuarios o grupos que tienen acceso a dicho archivo, junto con los privilegios otorgados (lectura/escritura).

Para agregar un nuevo valor simplemente seleccionamos en el combo la opción de nuestra preferencia –se listan los usuarios que tienen acceso a nuestra PC–, damos clic en, adivinen, [Compartir], y listo. Por supuesto, para ejecutar estos pasos necesitamos permisos de administrador.

Cuando terminemos, nos mostrará el nombre que se le asigna a la carpeta, que está compuesto por el de nuestra PC, seguido por -en default- el nombre de la carpeta. Hecho lo anterior, la carpeta quedará accesible para los usuarios o grupos elegidos. En el mismo panel podremos también limitar, aumentar, o quitar privilegios a un usuario, haciendo clic derecho sobre él, o presionando sobre el desplegable.

Debajo de la opción [Compartir], en el panel de [Propiedades] donde empezamos todo, tenemos [Uso compartido avanzado…] que, a pesar del nombre, no es tan avanzado como podemos pensar a priori.

En realidad, nos brinda la posibilidad de dejar de compartir la carpeta en su totalidad, además de poder cambiar el nombre al recurso, limitar la cantidad de accesos simultáneos, colocar comentarios y, lo más interesante, determinar los permisos individualmente para cada grupo de usuarios.

Desde el explorador

No podemos pasar por alto la estupenda integración del explorador de archivos de Windows con la pestaña [Compartir]. Accediendo a este Tab, veremos un primer botón explícito para abrir un panel donde Windows nos ofrecerá las distintas aplicaciones que permiten compartir.

Nos referimos a Outlook, Facebook, Twitter, o cualquier app social que hayamos instalado. Además de lo anterior, es muy interesante el área donde se listan acciones para hacer visible el archivo, ya sea para lectura o modificación, en nuestro grupo de trabajo u hogar.

Además, veremos un apartado para habilitar acceso a usuarios específicos, tal como hicimos con las carpetas en la sección anterior.Es decir que Windows nos provee más de un mecanismo para hacer visibles nuestros ficheros.

Esta es una de las grandes ventajas de tener un sistema operativo moderno. Yo sé que “Windows XP es tan liviano y estoy acostumbrado…” pero es antiguo, sin soporte y obsoleto; es hora de modernizarnos.

El software del mes

Aida 64 es un clásico a la hora de investigar qué hardware compone nuestra PC.

Si somos entusiastas de larga data, sin duda habremos tenido el software Aida que, con mucha precisión y grandes prestaciones gratuitas, se encarga de detallarnos qué marcas y modelos de placas, memoria, discos y chips intervienen en el armado de nuestros fierros. La completa información que nos provee es, además de marcas y modelos, cantidad de espacio libre, versiones de sistema operativo, cantidad de tiempo continuo de marcha desde última actualización, y mucho más.

Un apartado interesante es el que monitorea nuestra batería.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias