EDITORIAL

Continuidad

23/9/2016 | 22:09 |

Otra madrugada donde el descontrol resultó la norma. Otra fiesta clandestina –esta vez en una quinta del partido de Moreno, en el Gran Buenos Aires- como marco de la tragedia. Otra víctima fatal –de 19 años- que fue a divertirse. Otra vez el estupor y las vaguedades resabidas expresadas por la clase política y las autoridades. Otra vez la condena unánime del hecho. Pero, como nadie hará nada que sea efectivo al respecto, otra vez ocurrirá lo mismo y todo volverá a empezar.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias