Yonii, Yona, Yoni: desesperado, quebrado y encerrado

Confesó el crimen de Micaela

Yonii, Yona, Yoni: desesperado, quebrado y encerrado

29/5/2016 | 21:17 | En Facebook les decía "hermosa" a las nenas. Y daba un número que terminaba en 666.

Yonii, Yona, Yoni: desesperado, quebrado y encerrado

Fotos: Facebook / Yonii de River

Por Maximiliano Palou / mpalou@lanueva.com

   En la madrugada de ayer cambió su foto de portada en Facebook: puso una donde está con una chica.

   A las 13:29 del sábado mandó otra: solo.

   Y poco después Jonathan Luna no dio más, se quebró ante la policía: dijo que había matado a Micaela Ortega, la chica a la que todos buscábamos desde hace 35 días.

   Jonathan acompañó a las autoridades hasta donde estaba el cuerpo de la nena de 12 años. Entonces la horrible incertidumbre terminó: Micaela estaba muerta. Otro femicidio.

   ¿Pero cómo se la llevó aquella mañana del 23 de abril, cuando desapareció? Según los investigadores, él es quien aparece con la chica en las filmaciones.

   Jonathan Luna es Yonii de River o Yona Moya o Yoni Tkb Tkb en Facebook. Usando el chat de esa red social le dijo a Micaela que era una nena de su misma edad, aunque en realidad nació hace 26 años en Los Polvorines, provincia de Buenos Aires.

   A pesar del horror terminó confesando, Yonii de River o Yona Moya o Yoni Tkb Tkb no daba demasiados signos en Facebook. El 2 de mayo, por ejemplo, escribió textualmente:

   Te caigo mal conocerme

   Te hize daño perdona

   Te intereso buscame

   Dudas de mi habilidad

   Retame me queres

   Demuestrame amor.

   Como Yoni Moya cambió su foto de presentación 6 veces. Casi no hay varones entre sus miles de "amigos" en 3 perfiles de Facebook.

   A Yonii de River se lo ve hasta desesperado por hacer contacto con chicas. Es cursi:

   El que se ríe de ti mañana se arrepiente

   el que no te valora

   luego te extraña

   el que te pierde luego te necesita.

   A casi todas las pibas les dice "hermosa" y hasta deja un número de WhatsApp que termina en... 666. LA BESTIA.

   Desde ayer ya Jonathan está encerrado. Se lo llevaron a Tres Arroyos para evitar represalias. Un rato más tarde le quemaron su casucha de chapas del barrio Saladero, en Ingeniero White.

   Ya sabe de qué se trata la sombra: estuvo en la cárcel de General Roca.

   Al Valle Medio de Río Negro llegó a los 18 años, después de criarse en Tucumán. Siempre hizo tareas rurales.

   En abril de 2012 le robó el celular a una mujer en Chichinales. Usó un cuchillo.

   Un año después lo condenaron a 5 años y 2 meses de prisión. Para 2014 un juez le dio permiso para salir por su “9” en conducta y su “7” en concepto. Y porque no tenía otros antecedentes penales.

   Le pusieron condiciones: una salida mensual de 24 horas bajo tutela de su pareja, no salir de Roca y circular siempre en compañía de su tutora, además de abstenerse de tomar alcohol y drogarse.

   El 19 de diciembre de 2014 salió por primera vez. El 20 ya no volvió. El 23 mandaron la orden de captura.

   Recién ahora está detenido.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias