La ciudad.

REALIDAD FERROVIARIA

No está en los planes reactivar otros ramales en esta región

17/07/2017 | 08:19 | “No voy a prometer cosas que no están en nuestra agenda como prioritarias”, dijo el titular de Trenes Argentinos. Tampoco está previsto el recambio de vías, una obra fundamental.

No está en los planes reactivar otros ramales en esta región. La ciudad. La Nueva. Bahía Blanca

De aquí a un buen tiempo seguirán corriendo las formaciones por la vía Lamadrid pero no lo harán por la vía Pringles. Tampoco se seguirá hacia Patagones.

Mario Minervino

mminervino@lanueva.com

De paso por Bahía Blanca la semana última, en ocasión de poner nuevamente en operatividad dos frecuencias ferroviarias entre nuestra ciudad y Plaza Constitución, el presidente de Ferrocarriles Argentinos, contador Marcelo Orfila, reconoció ante “La Nueva.” que no habrá en el corto plazo mejoras en el tendido de las vías de esa traza ni se reactivarán trenes por la vía Pringles ni en el ramal entre nuestra ciudad y Patagones.

“No voy a prometer cosas que no están en nuestra agenda como prioritarias. La novedad es que estamos rcomponiendo prestaciones canceladas hace un año y lo hacemos con los mejores trenes posibles”, señaló el funcionario.

El martes último nuestra ciudad recuperó dos de las cuatro frecuencias que supo tener hasta julio del año pasado, cuando la gobernadora María Eugenia Vidal ordenó la cancelación “hasta nuevo aviso” de todos los servicios de la provincia, atento al “mal estado del material rodante”.

Se trata de los asignados al recorrido vía Lamadrid, que ahora correrán desde Plaza Constitución hacia la Estación Sud los lunes, miércoles y viernes, y se podrá viajar en sentido inverso los martes, jueves y domingos.

La prestación está a cargo de las denominados “trenes chinos”, unidades nuevas, dotadas de todas las condiciones de confort, con 420 asientos --320 en primera, 100 en pullman-- y 10 camarotes dobles, además de contar con coche comedor.

Más allá de la mejora en cuanto a la calidad del convoy, el tiempo de viaje se mantiene en el orden de las 14 horas, con ocho paradas intermedias (Monte, Las Flores, Azul, Olavarría, General Lamadrid, Coronel Suárez, Pigüé, Saavedra), a un promedio de marcha de 47 kilómetros por hora.

Los mismos rieles

Orfila explicó que la reparación o recambio de las vías, sobre todo en algunos tramos en que la formación debe marchar a paso de hombre, no está dentro de la órbita del Estado Nacional, por caso los corredores de las vías Pringles y Lamadrid que están concesionados a Ferroexpreso Pampeano.

“Estas empresas tienen un plan de inversión y a medida que lo cumplan mejoraremos los tiempos de marcha. Mientras tanto seguiremos tomando nuestras precauciones, circulando a velocidades adecuadas”, señaló.

Lo cierto es que mientras la vía Lamadrid puede todavía soportar la marcha de los trenes chinos, no es el caso de la vía Pringles --que llega a nuestra ciudad luego de pasar por Laprida, Pringles, Sierra de la Ventana y Cabildo--, cuyo estado es tan calamitoso que no admite ningún tipo de uso.

“Por eso nuestra prioridad es apuntalar los tramos que están en condiciones de ser usados, a partir de un servicio confiable y seguro. El otro objetivo es volver a tener paradas en las estaciones intermedias, dando respuesta de transporte a localidades que hoy aparecen prácticamente desconectadas”, agregó.

Ramales como los de Bahía Blanca a Patagones o a Sierra de la Ventana seguirán fuera de operatividad.

#LaNuevaEncuesta.