Olimpo en la Superliga.

Vuelta a las prácticas

Olimpo: Sergio Ojeda ya está para jugar pero Forestello parece tener todo definido

14/11/2017 | 21:36 | El defensor, recuperado de un desgarro, entrenó toda la semana a la par del resto. El único cambio que haría el DT sería el de Franco Troyansky por el lesionado David Depetris.  

Olimpo: Sergio Ojeda ya está para jugar pero Forestello parece tener todo definido. Olimpo en la Superliga. La Nueva. Bahía Blanca

Fotos: Facundo Morales-La Nueva. y DyN

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   Tras soportar una sorpresiva inhabilitación a principio de campeonato y un desgarro de 2 centímetros en el cuádriceps de pierna derecha después, el central Sergio Ojeda finalmente está en condiciones de debutar con la camiseta de Olimpo en la Superliga.

   “Ya estoy bien, entero y con ganas”, le dijo "Bocha" a La Nueva., después de practicar con normalidad toda la semana y estar por primera vez en la consideración del entrenador Rubén Darío Forestello, quien parece tener todo definido para el partido del lunes, por la fecha 9, ante Godoy Cruz en el estadio Carminatti.

   El encuentro arrancará a las 19:15 y será controlado por Ariel Penel.

   Al momento de hacer fútbol formal, Forestello ubicó a Franco Troyansky en lugar del lesionado David Depeteris, quien en el cotejo frente a Lanús sufrió un desgarro de 7 milímetros en el recto interno del muslo izquierdo.

   Ese sería el único cambio del aurinegro para recibir al "Tomba". Eso sí, el DT seguirá apostando al 4-1-4-1 que tan buenos resultados le dio frente a Defensa y Justicia y el Grana.

   Así iría Olimpo: Gabbarini; Villanueva, Nasuti, Cahais, Pantaleone; Bellocq; Tellechea, Jonatan Blanco, Tomás Costa, Fornari; y Troyansky.

Más de Forestello

   De la extensa entrevista con Rubén Darío Forestello, publicada el lunes en la página 6 del suplemento Deportes, quedaron algunas frases jugosas que vale la pena compartir con los hinchas y con aquellos que quieran conocer el pensamiento e idea futbolística del orientador olimpiense.

   “De visitante conseguimos un empate y una derrota, ahora viene el momento de dar un plus como local. El lunes debemos funcionar a pleno porque en esta cancha los rivales se tornan más que complicados al cerrar los espacios y al no dejarte pensar. Pero es nuestra cancha y tenemos que aprender a jugar en ella. Una fuerte localía debe ser la base de una buena campaña”.

   “Pretendo que Olimpo sea un equipo protagonista en todos lados, que de la sensación que sale a ganar el partido. Que no especule, que no se relaje y que no haya que 'apretar' constantemente para que el equipo reaccione”.

   “Hay jugadores de buen pie, me encanta el plantel y con mi cuerpo técnico nos sentimos cómodos en el lugar donde estamos trabajando, con gente frontal y respetuosa. Hay predisposición de todos los que, de alguna manera, acompañan al equipo. Por eso, sólo nos queda meterle para adelante con fe y optimismo. Debemos fundamentar nuestras ideas para que los jugadores se sientan seguros”.

   “Cuando tenés jugadores de buen pie, siempre podés superar las expectativas. Con el correr de los torneos se verán los aciertos. Olimpo es un grupo que se está exprimiendo al máximo, por eso me animo a decir que está todo dado para lograr el objetivo”.

   “¿Qué me pide el hincha por la calle? Está preocupado por ver al equipo tan abajo en las posiciones y en el promedio. Primero me pide que ganemos y después jugar bien, y es lógico. Contra Defensa no jugamos bien y sumamos un punto y contra Lanús mejoramos y ganamos”.

   “Tengo una fe enorme en este plantel, sino no hubiese agarrado. Me vino bien descansar 3 meses porque estaba agotado tras 4 años sin parar. Por eso llegué a Bahía motivado, y me comprometí con Olimpo desde el primer día. Fortalecí la cabeza, estuve con mi familia y no hay excusas. Sólo trabajar y cumplir”.

   “Este equipo fue sincero conmigo y se hizo cargo del mal momento que atraviesa. Hay buena gente, predispuesta, y me abrieron las puertas sin rencores ni misterios. Mario (Sciacqua) también me fue franco; me dijo lo que realmente estaba pasando y yo, como entrenador, me hago cargo de lo que me corresponde. Los plazos son acotados, pero no queda otra que trabajar. Me encanta la calidad de este plantel, de ayudarlos, de ser parte de lo bueno que está por venir”.