Sociedad.

BOISMENE, A LOS 72 AÑOS, CONTINUARA EN EL TORNEO LOCAL

"Si Dios me da suerte, voy a morir en una cancha"

02/02/2011 | 09:00 | El futuro de Tite está entre Olimpo y Velocidad y Resistencia. "Si Dios me da suerte, voy a morir en una cancha", afirma.

 Nombre: Carlos Eduardo Boismené.

 Fecha de nacimiento: 6 de abril de 1938.

 Estado civil: casado con Hilda "Piper" Casares y padre de Pamela (23 años).

 Profesión: Entrenador de básquetbol.

 Currículum: Dirigió a Olimpo, Pacífico, River y Estudiantes en la Liga Nacional, cosechando 152 triunfos y 188 derrotas. También, fue técnico de la selección argentina en el Mundial del '90, el Sudamericano del '91 y los Panamericanos del mismo año. Dirigió, entre otros, a Trotamundos, de Venezuela y Regatas Lima, de Perú.

 ¿Su futuro?: "Hablé con Barracas --contó-- y no llegamos a un acuerdo; después surgió Velocidad y Olimpo".

 --¿Qué lo moviliza?

 --El básquet. Extraño no dirigir, el día a día, las noches de entrenamiento...

 --¿Y lo seduce más por el hecho que el básquetbol local últimamente cobró dimensión en cuanto a lo económico?

 --Es un aliciente más, pero lo que más me mueve son las ganas de dirigir.

 --¿Olimpo tiene prioridad sobre Velocidad?

 --Los dos tienen cosas interesantes. En Olimpo seguramente estará la alternativa de pelear el campeonato de Primera y con Velocidad se puede empezar algo serio.

 --¿Podría ser únicamente entrenador, sin tener que dirigir partidos?

 --No, no. Me gusta la adrenalina de los partidos.

 --¿Vio lo que le sucedió a Huevo Sánchez?

 --El Huevo es medio c..., ja, ja. A mí me puede pasar cualquier cosa, menos sentir presión. Aunque dirigiendo un partido femenino en Perú (1995) fue cuando me dio el aneurisma.

 --¿Le quedó algún tipo de temor?

 --Para nada. No estaría aceptando esta posibilidad.

 --Dirigiendo se vuelve loco. ¿Es competitivo en todos los órdenes de la vida?

 --Sí, en todo. En la vida tuve muchísima suerte, aunque siempre en lo que hice traté de dar el máximo.

 --¿Y hasta se cartea en Independiente para ganar a los naipes?

 --Ahí son todos ligeros, je, je...

 --¿Qué hace Boismené sin básquet?

 --Ese es el tema. Estuve un año sin dirigir, pero me atrae esta actividad. Imaginate entrenando en junio, con 3 o 4 grados bajo cero... Hay que tener ganas ¿no? Pero estoy bien físicamente y me gusta. Si Dios me da suerte, voy a morir en una cancha de básquet, je.

 --¿Qué dice su mujer?

 --Se pone contenta, así no molesto en casa, je, je.

 --¿Qué diferencia encuentra entre los jugadores jóvenes de ahora y los de épocas anteriores?

 --Antes los chicos, en general, únicamente jugaban al básquet. Hoy tienen otras prioridades.

 --¿Se sabe ubicar en cuanto a los horarios de entrenamientos y exigencias?

 --No. Es una falencia. Cuando los chicos se enteran que voy a dirigir, dicen "Uuuyyy, viene Boismené, vamos a empezar a entrenar los sábados y hasta las 12 de la noche". Y algún día puede suceder. Pero es mi manera de sentir el básquet. Entrenar es lo máximo y pretendo que para el jugador sea lo mismo.

 --¿Se mantiene actualizado?

 --Trato de leer y ver algún video... (Hace una pausa) Pero mirá vos, todavía preguntándome cosas, je, je...

 --Es que sigue teniendo respuestas.

 --Molestamente, creo que sí. En la cancha se verá, je, je...

 Boismené, a los 72 años, quiere seguir en cancha.

Fernando Rodríguez/"La Nueva Provincia"