Sociedad.

Natty: "Respetar la paz es respetar al otro"

14/09/2013 | 09:00 | En el marco del Foro Internacional de los Derechos de la Mujer, y de la mano de dos premio Nobel de la paz, Rigoberta Menchú Tum y Adolfo Pérez Esquivel, Natty Petrosino recibió ayer la nominación de Embajadora de la Paz, gracias a su conocida labor humanitaria y solidaria, especialmente en el norte de nuestro país.

 En el marco del Foro Internacional de los Derechos de la Mujer, y de la mano de dos premio Nobel de la paz, Rigoberta Menchú Tum y Adolfo Pérez Esquivel, Natty Petrosino recibió ayer la nominación de Embajadora de la Paz, gracias a su conocida labor humanitaria y solidaria, especialmente en el norte de nuestro país.

 La peregrina bahiense, que a mediados de este año recibió el saludo del Papa Francisco a través de un llamado telefónico, destacó el nombramiento y remarcó que "ser embajadora de la paz es demostrarles a los demás que es posible estar lleno de amor y paz. Respetar la paz es respetar al otro en el lugar que esté; porque todos somos importantes donde estemos. Es amar a nuestro semejante", agregó.

 El encuentro, que fue habilitado el jueves por el gobernador Daniel Scioli y contó con la presencia de la ministra de Gobierno provincial y presidenta del Consejo Provincial de las Mujeres, Cristina Alvarez Rodríguez, se desarrolló en el hotel Hermitage.

 "Hay que hacer mejor las cosas para responder a ese amor que la gente te brinda. Tenemos que ser instrumentos de la paz", sentenció Natty.

 La designación es reconocida por Unesco y en nuestro país la impulsan la organización Mil Milenios de Paz y la Fundación Paz Ecología y Arte.

 Los ejes de las jornadas fueron abordados por destacadas personalidades de trayectoria internacional en la materia e integrantes de instituciones públicas y privadas de los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires y del resto de los estados nacionales, que realizan acciones referidas a la atención de la violencia de género y la trata de personas.

 "Natty es un emblema y ejemplo a seguir bien cercano. Nos enseña que hacer el bien, es posible si estamos dispuestos", reconoció la ministra Alvarez Rodríguez.

 En cierta manera, Natty "dedicó" el galardón a Bahía Blanca, que siempre la apoyó en su vida franciscana.