Punta Alta.

Testimonio

Cuando tu hijo necesita cannabis para poder sonreír

10/09/2017 | 07:01 | Bibiana cuenta que Agustín ya casi no tiene convulsiones y ya no toma tanta medicación para la epilepsia, gracias al aceite Charlotte's web.

Por Gustavo Pereyra

 

   Bibiana y Agustín, madre e hijo, viven en Punta Alta. La vida de ambos fue un infierno que duró 17 años hasta que encontraron un alivio.

   Agustín (20) nació con parálisis cerebral y a los 6 meses empezó con las convulsiones. Una tras otra. Una más fuerte que la otra. Hasta 20 convulsiones por día sufría.

   Perdía el conocimiento, sus ojos se desorbitaban y su cuerpo se sacudía como poseído. Era la epilepsia refractaria, una enfermedad que lo obligó a tomar decenas de medicamentos desde muy chico.

   "Tuve un hijo ido 17 años", le contó Bibiana a La Nueva.— Probó todas las drogas del mercado e igual tenía convulsiones. De las más graves, no volvía. Hubo que internarlo algunas veces."

Mirá el informe de La Nueva. sobre el cannabis medicinal

   Además, los medicamentos lo tornaban irritable y agresivo o lo dopaban por completo y corría el riesgo de tener un paro cardiorrespiratorio.

   Y Bibiana no tenía otra vida que cuidar de su hijo día y noche, minuto a minuto, crisis tras crisis.

(Video: Gustavo Pereyra-La Nueva.)

   El alivio llegó hace 2 años, cuando Bibiana empezó a suministrarle aceite de cannabis a su hijo. Fue idea de una hermana de Agustín, que en un viaje a Estados Unidos consiguió Charlotte's web, un producto comercial a base de marihuana que es empleado por pacientes que sufren epilepsia y otras patologías.

   "Ahora tengo un hijo que sonríe, baila, escucha música y aprende —cuenta Bibiana—. Tengo un hijo feliz."

   Bibiana tuvo que recurrir a la justicia para que Agustín tuviera "su charlotte" porque la obra social se negaba a cubrirlo.

   Bibiana dice que ahora Agustín toma menos pastillas y sufre menos crisis epilépticas y espera que su obra social siga cumpliendo con el suministro contínuo de Charlotte's web Advance Hemp Oil.

   También espera que el Estado reglamente la ley ya aprobada de la marihuana medicinal y que se haga un registro de pacientes con epilepsia refractaria que necesiten aceite de cannabis y no tengan obra social.

   "¡Gracias, Charlotte! ¡Gracias, cannabis medicinal! Gracias, juez —dice Bibiana—. Hoy tengo tiempo, tengo amistades y tengo un hijo que estoy empezando a conocer."

¿Por qué Charlotte?

   El tipo de aceite de cannabis que consume Agustín lleva ese nombre por Charlotte Figi, una nena de Estados Unidos que tenía más de 300 ataques graves de epilepsia por semana y que mejoró después de tratarse con este producto.

   De acuerdo con especialistas, Charlotte's web es un aceite bajo en tetrahidrocannabinol (THC), que es la sustancia psicoactiva de la marihuana, y alto en cannabidiol (CBD). (La Nueva.)

#LaNuevaEncuesta.