Opinión.

CON LAS FORMAS DEL AYER

Balbín y Frondizi

13/11/2017 | 08:04 | Escribe Mario Minervino

Hace 62 años, en noviembre de 1955, quedó inaugurada en nuestra ciudad la Casa Radical, ubicada en Donado 354, ceremonia que contó con la presencia de dos de los más calificados hombres del radicalismo nacional: Arturo Frondizi (1908-1995) y Ricardo Balbín (1904-1981).

Dos meses habían pasado del derrocamiento de Juan D. Perón por parte de la autodenominada Revolución Libertadora cuando llegaron a la ciudad estos dos referentes políticos. Frondizi era presidente del comité nacional de la UCR, y Balbín, titular bonaerense. Venían a la inauguración de la sede que los radicales bahienses habían adquirido mediante su propio aporte.

La jornada fue ardua y emotiva. Los dirigentes visitaron al comisionado municipal, capitán de corbeta Guillermo Castellanos Solá, para luego participar de un almuerzo a la criolla en el Salón de los Deportes (soler 444).

Los actos en la Casa Radical comenzaron a las 17, con la presencia de los principales dirigentes locales, entre ellos Eduardo González, Ricardo Lavalle y Haroldo Casanova.

“Fruto de la acción radical es esta casa que hoy abre sus puertas a la ciudadanía para recibir de ella su fe en nuestros postulados”, dijo Balbín.

“Esta casa tiene para nosotros un profundo significado, ya que demuestra lo positivo de la lucha del radicalismo contra la tiranía. Esta casa no es para los radicales, que estamos acostumbrados a vivir a la intemperie, sino para el pueblo que necesita protección”, sostuvo Frondizi.

Como cierre de la jornada, a las 22, una multitud volvió a escuchar a ambos políticos en la esquina de Alsina y Corrientes. Tres años después (1958), Frondizi sería elegido presidente de la Nación como candidato de la UCRI, con el 44,79% de los votos, aventajando a Balbín, de la UCRP, que obtuvo el 28,91.