Cristiano Ronaldo, otra vez en la cima

10/12/2017 | 22:45 |

Por
Néstor Ávila.

   En la batalla personal con Lionel Messi para posicionarse cada año como el mejor jugador del mundo, Cristiano Ronaldo no está dispuesto a dar siquiera una mínima ventaja.

   Incluso en una versión más moderada, sus goles, sus cualidades individuales, su ambición y los títulos conseguidos durante los últimos 12 meses le valieron al delantero portugués ganar días atrás su quinto Balón de Oro.

   Ambos igualan ahora la cantidad de distinciones doradas recibidas durante sus brillantes trayectorias y han dominado el universo futbolístico desde hace una década. Leo alzó repetidamente el trofeo en 2009, 2010, 2011, 2012 y 2015, mientras CR7 lo recibió en 2008, 2013, 2014, 2016 y 2017.

   La paridad entre ambos asombra. Por si fuera poco, los dos atesoran cuatro Botas de Oro (otorgada anualmente al goleador de las competiciones europeas), dos World Player (galardón concedido hasta 2009) y cuatro Champions League. En otros rubros, en cambio, Messi supera a Ronaldo en la obtención de títulos colectivos (32 a 26, contando al Barcelona y la selección argentina) y el lusitano saca diferencias con los dos premios The Best que la FIFA le entregó en sus más recientes veladas de 2016 y 2017.

   Cristiano fue decisivo para el Real Madrid en la recta final de la temporada pasada, hacia mediados de 2017. En ese lapso guió a los merengues a la conquista de la Champions –marcó 2 goles en el cotejo decisivo frente a la Juventus y terminó como máximo anotador con 12, por quinta temporada consecutiva– y también de la Liga de España.

   Meses más tarde se coronó con los madridistas en la Supercopa de España (a doble partido con el Barcelona) y la Supercopa de Europa (victoria 2-1 ante el Manchester United), y, con 11 tantos, fue figura en el seleccionado de Portugal que se aseguró el pasaporte para disputar el próximo Mundial de Rusia.

   Para ratificar sus méritos, el miércoles pasado, un día antes de la ceremonia de premiación desarrollada en la emblemática Torre Eiffel de París, el atacante estableció otros dos récords. Frente al Borussia Dortmund, en el Santiago Bernabéu, señaló su noveno gol en la actual Liga de Campeones, que le sirvió para transformarse en el primer jugador en marcar en los seis encuentros de la fase de grupos de una misma edición del certamen. Además, como consecuencia de ese logro, alcanzó a Messi como principal artillero de la historia en la instancia clasificatoria de la Champions, con 60 gritos. 

   Con la participación en el Mundial de Clubes de Dubai junto al Real Madrid, el círculo podría cerrarse de manera perfecta a fines de esta semana para agrandar todavía más la leyenda. De Cristano Ronaldo podrán discutirse sus modos, su personalidad y hasta su arrogancia, pero no quedan dudas de las huellas que a cada paso sigue dejando en el fútbol contemporáneo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias