El mundo.

Había sido impuesto a comienzos de la semana

Arabia Saudita levanta parcialmente el bloqueo a Yemen, pero continúa con bombardeos

11/11/2017 | 17:56 | Más de 20 millones de personas dependen de la ayuda humanitaria.

Arabia Saudita levanta parcialmente el bloqueo a Yemen, pero continúa con bombardeos. El mundo. La Nueva. Bahía Blanca

Fotos: Reuters

   La coalición de países musulmanes sunnitas liderada por Arabia Saudita que interviene en la guerra civil de Yemen levantó hoy parcialmente el bloqueo aéreo y marítimo al país impuesto a comienzos de la semana.

   A partir de mañana se podrá volver a volar a las ciudades de Adén y Seiyun, informó el canal de televisión Al Arabiya, financiado por Riad, citando al ministro de Transporte yemení, Murad al Halimi.

   Además, los vuelos previstos por la aerolínea nacional Yemene Airways se reanudarán el domingo.

   Sin embargo, el puerto de Hudaida, en el oeste del país, crucial para la entrada de ayuda humanitaria internacional, continuará cerrado.

   La coalición continúa también bloqueando el tránsito en el principal aeropuerto de la capital yemení Sanaá, bajo control rebelde.

   La coalición decretó el lunes el bloqueo a puertos y aeropuertos del país en reacción a un ataque con misil —que pudo ser interceptado— el fin de semana contra la capital saudita Riad por parte de los rebeldes hutíes chiítas desde Yemen.

   La coalición sunnita argumentaba que el bloqueo pretendía impedir los suministros de armas por parte de Irán a los hutíes.

   Sin embargo, las organizaciones humanitarias alertaron que la medida empeoraba la ya de por sí dramática situación humanitaria en el país de la península Arábiga, en peligro de sufrir una de las mayores hambrunas de todo el mundo.

   Más de 20 millones de personas dependen en Yemen de la ayuda humanitaria.

   El comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis de la ONU, Christos Stylianides, saludó las "medidas iniciales" para levantar el bloqueo, pero alertó que no son suficientes para evitar una hambruna, informó la agencia de noticias DPA.

   Entretanto, aviones de la coalición saudita bombardearon el Ministerio de Defensa en Sanaá, la capital de Yemen, provocando al menos siete heridos y daños en varios edificios y redoblando su ofensiva contra los rebeldes chiitas que controlan la ciudad y gran parte del país, informaron fuentes de los insurgentes.

   Un misil destruyó anoche una vivienda y causó importantes daños en otros edificios situados detrás de la sede ministerial, informó la agencia EFE, que citó a testigos.

   Los rebeldes chiitas hutíes, que controlan Sanaá desde 2014, no dieron informaciones sobre víctimas por el bombardeo, pero los testigos dijeron que hubo al menos siete heridos.

   Según la ONU y otras fuentes, entre 8.670 y 10.000 personas murieron en Yemen en combates o ataques aéreos desde el inicio de la ofensiva saudita hasta el corriente mes de noviembre, entre ellos más de 5.200 civiles.

   La violencia provocó el desplazamiento de 2,4 millones de yemeníes y dejó a millones más casi sin acceso a agua, comida, medicinas o electricidad, devastando la infraestructura de lo que ya era el país más pobre del mundo árabe antes del inicio del conflicto.

   Desde marzo de 2015, Yemen se encuentra inmerso en un sangriento conflicto que es también una guerra subsidiaria en la que se enfrentan indirectamente la potencia musulmana sunnita Arabia Saudita y la chiita Irán, los dos grandes rivales que se disputan el liderazgo geopolítico de Medio Oriente.

   Teherán apoya a los hutíes, que controlan gran parte del oeste de Yemen, mientras Arabia Saudita apoya al gobierno y bombardea regularmente desde 2015 posiciones rebeldes. (Télam)