Diagonales platenses

DIAGONALES PLATENSES

Grietas que en realidad son similares

17/07/2017 | 07:47 |

Por
Ricardo Salas

rsalas
@lanueva.com

Intentando extender el “crédito” en este turno electoral, Cambiemos lanzó su cronograma proselitista tocando timbres cubriendo casi toda la provincia de Buenos Aires, en vísperas de un receso invernal marcado por la baja sensación térmica.

La base discursiva del oficialismo no será contra la ex presidenta Cristina de Kirchner sino contra "un sistema que gobernó 27 años" (léase, las distintas orillas del peronismo clásico).

Desde esa lógica, el oficialismo PRO no diferencia a CFK de sus ex funcionarios Florencio Randazzo y el tigrense Sergio Massa.

Ambos, según creen en la sede gubernamental de calle 6, buscan pescar votos en pecera ajena para inclinar la balanza entre ellos.

La propia María Eugenia Vidal, rechaza la posibilidad que la ex presidenta Cristina de Kirchner pueda ganar en las legislativas 2017, pero en su hábitat gubernamental existe inquietud por una encuesta “reservada” de intención de voto que refleja que la ahora precandidata a senadora nacional tiene un piso de 30 puntos absolutamente afianzado en la PBA.

La mandamás bonaerense está dispuesta a participar de la campaña, por momentos de "bajas calorías" con el pretexto de no descuidar su gestión a sabiendas que la ciudadanía irá a votar pensando en el contexto socioeconómico actual.

Claramente, la “foto real” de la crisis de bolsillo quedó reflejada el miércoles pasado cuando miles de personas congestionaron la mayoría de los supermercados que adhirieron a la promoción del 50 por ciento de descuento con tarjetas del Bapro.

“Pasamos del relato K al relato M y la grieta hundió a los argentinos en un pozo del que no podemos salir.

"El kirchnerismo negaba la pobreza y no aceptaba estadísticas que los exponía. Ahora, vemos claramente una economía estancada y un Gobierno nacional empecinado en esperar inversiones.

"Mientras tanto, la inflación sigue siendo muy alta y a la gente no le alcanza la plata", apuntan referentes del arco massista analizando la situación actual y la similitudes entre el gobierno anterior y el macrismo presente.

El abordaje discursivo pre-electoral va calentando motores.

Desde el frente “cristinista” de Unidad Ciudadana aseguran que el humor social se va modificando a medida que se profundiza el proyecto económico de la Rosada, dejando en claro que hay una fuerte polarización con el macrismo puro que dicen, abusa de un “maquillaje electoral basado en cuestiones estéticas”.

También el lanzamiento gubernamental de “Seguridad Provincia”, una aplicación para teléfonos celulares y computadoras que les permitirá a los bonaerenses realizar denuncias sin necesidad de presentarse en una comisaría, y así colaborar en la conformación de un mapa real del delito, quedó bajó el fuego cruzado de Cambiemos y del Frente Renovador ”massista”.

"Celebramos que la Gobernadora utilice herramientas de “1 País” en favor de la seguridad de los vecinos.

"Si Vidal hubiera cumplido con el llamado a todos los sectores políticos para luchar contra la inseguridad que prometió en la Asamblea Legislativa, le hubiéramos contado del éxito de Alerta Tigre y Alerta Buenos Aires", chicaneó el legislador Jorge D'Onofrio.

“Preocupa mucho la insensibilidad de este gobierno”, dice el senador massista puro, Sebastián Galmarini, casi aportando una devolución de psicoanálisis.

Fue un rato antes que el Senado bonaerense refrendará el pliego del economista Gabriel Sánchez Zinny como nuevo Director General de Cultura y Educación.

Si bien hubo apoyo unánime, la designación fue criticada desde un punto de vista técnico y administrativo del procedimiento.

“Nuestro acompañamiento es a favor de la educación pública y por los docentes que buscan mejorar los salarios”. Mojada de oreja del peronismo opositor.

La réplica no demoró en llegar. "Es indispensable revertir la decadencia educativa que venimos observando desde hace más de una década”, alegó el titular de la comisión de Educación, el diputado radical Diego Rovella.

Se sabe. Vidal le pidió a los legisladores del oficialismo en Cambiemos que recorran y se trasformen en “veedores” de las obras de infraestructura puestas en marcha en varios distritos de la Provincia.

“El presidente y la gobernadora nos piden trabajar en equipo y estar junto al vecino, y esas son premisas inapelables”, resume el secretario general de la administración Vidal, Fabián Perechodnik.

Desde una de las góndolas “internas” del PJ sobrevuela una solicitud parlamentaria para que la Cámara de Diputados declare como zona de desastre y en estado de emergencia social, económica y productiva a los distritos de Guaminí, Adolfo Alsina y Puan debido a las intensas lluvias registradas durante los últimos meses y donde según predicciones meteorológicas la situación puede empeorar, por lo que existe un escenario desfavorable no sólo para los chacareros del Sudoeste sino también para alumnos y docentes que no pueden llegar a las escuelas rurales.

La solicitud corresponde al diputado provincial Ricardo Moccero.

“La enorme cantidad de agua que cayó ha anegado los caminos e inundó los campos, lo que afecta seriamente la producción láctea y agrícola de nuestra región”, dijo el legislador.

El diputado suarense aseguró que es necesario que el gobierno bonaerense "tome cartas en el asunto", ya que este es "el tercer año en que se dan precipitaciones de esta envergadura que golpean al bolsillo y las expectativas del productor”.

"No sólo se ve complicada la actividad agropecuaria, sino que también los comerciantes, los trabajadores y los vecinos que se ven imposibilitados de llevar adelante sus tareas cotidianas”, finalizó.