En la sede de Gendarmería

Caso Facundo: realizan pericias sobre otro patrullero secuestrado

19/9/2020 | 10:48 |

Se trata de una camioneta Ford Ranger secuestrada en Mayor Buratovich.

Fotos: Pablo Presti y Rodrigo García-LN.

    Peritos de la Gendarmería Nacional y perros adiestrados continúan hoy con las pericias sobre móviles policiales secuestrados en el marco de la causa que investiga la desaparición y muerte de Facundo Astudillo Castro.

   Las tareas, que se llevan adelante en el edificio de avenida Alem al 1.300, están focalizadas en una camioneta Ford Ranger que era utilizada por la policía de Mayor Buratovich.

   Fuentes de la querella mencionaron que se trata de una unidad de las denominadas "perro", que supuestamente funciona sin el control de geolocalización (AVL) ni equipo de radio.

   Trascendió que se pretende establecer si ese móvil de la fuerza bonaerense podría haber estado relacionado con el procedimiento llevado adelante el pasado 30 de abril, cuando Facundo dejó Pedro Luro con destino a nuestra ciudad y fue interceptado por efectivos en Buratovich, acusado de desobedecer el aislamiento preventivo y obligatorio decretado por el gobierno.

   Los voceros señalaron que participarán de las pericias perros del grupo K9 y también los del adiestrador Marcos Herrero, quien responde a la querella.

   Además del perito propuesto por la familia del joven fallecido, en el estudio científico intervienen un bioquímico especialista en genética forense y un entomólogo forense, ambos procedentes de la sede central de la Gendarmería, que trabajaron con el auxilio de peritos y medios de Bahía y Neuquén.

   Precisamente, uno de los perros de Herrero encontró ayer una piedra tipo turmalina, que Cristina Castro asegura que usaba su hijo como colgante, en el patrullero de la Policía Local incautado a fines del mes pasado en el edificio de Pacífico al 200.

   La piedra —de color negro y sin el hilo o la cadena para sostener— fue encontrada debajo de una alfombra, entre el baúl y el asiento trasero del Toyota Etios que, según el registro de AVL, aparece el 8 de mayo pasado —y durante 35 minutos— a unos 800 metros de donde se encontró el cuerpo.

   En las últimas horas se supo que un informe determinó que el sistema de rastreo satelital del rodado no tenía fallas, aunque todavía no hay conclusiones definitivas de que el vehículo estuvo en ese lugar.

   Esto se debe a que la firma encargada de analizar lo ocurrido sostuvo también que pudo haber existido "un problema de localización", ya que "no tenía todos los satélites disponibles en ese momento".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias