"Si habilitaran la fase 5 sería un acto de justicia", afirman desde el Municipio

3/8/2020 | 06:30 |

El secretario de Gobierno, Adrián Jouglard, también señaló que "las obras sociales están ajenas, no hay cobertura" y que eso "limita la cantidad de testeos".

Fotos: archivo-La Nueva.

Por Mauro Giovannini / mgiovannini@lanueva.com

   Comienza a regir hoy una nueva fase de cuarentena decretada por el presidente Alberto Fernández el último viernes, cuando señaló que "hasta el 16 de agosto vamos a seguir igual".

   La novena prórroga del aislamiento para evitar la propagación de la pandemia de coronavirus no tendrá grandes cambios más allá de que ayer la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, mencionó que las reuniones sociales quedarán prohibidas durante los próximos 15 días en todo el país.

   Dicha medida afectará a varias localidades de la zona que se encuentran en fase 5 pero no a Bahía Blanca que, el 20 de julio, regresó a fase 4

El difícil cálculo que se debe hacer para que Bahía llegue a fase 5

   En ese sentido, el secretario de Gobierno, Adrián Jouglard, dijo que "si se habilitaran (actividades permitidas en la fase 5), no generarían mucho más movimiento y sería un acto de justicia".

   "Con el tema de las fases 4 y 5, a nosotros la única diferencia que nos queda son algunas actividades deportivas individuales, los gimnasios, los shoppings y actividades culturales. Yo creo que si se habilitaran, no generarían mucho más movimiento y sería un acto de justicia para ellos. Hace mucho tiempo están esperando que se abra la actividad, son los únicos que han quedado viendo la película desde afuera", manifestó Jouglard en diálogo con La Nueva.

   El funcionario aclaró que "con esta historia de las fases y de que Bahía tendría que tener menos de 30 casos por semana en los últimos 15 días", avanzar a fase 5 "hoy por hoy está muy lejano".

El domingo rozó los 20° y se llenaron de gente los bares y espacios verdes de Bahía

   En otro orden, Jouglard señaló lo grave que significa que las obras sociales y prepagas no brinden cobertura a la hora de realizar un hisopado.

   "Las obras sociales están ajenas; no hay cobertura. Y al no haber cobertura por parte de la seguridad social, limita un poco la cantidad de testeos que se pueden hacer. Porque el Hospital Penna, que es público y en teoría debería quedar para la gente sin cobertura, hoy está usándolo gente que tiene obra social", relató.

   "En ese sentido, si tuviéramos algún grado de cobertura con respecto a las obras sociales, permitiría poder usar laboratorios privados y aumentar la cantidad de testeos", añadió el secretario de Gobierno.

   Además del Penna, en nuestra ciudad los análisis de los test los realizan tres laboratorios privados: IACA, LACI y LEB.   

   "Si la gente —continuó— tuviera cobertura por parte de las prepagas y las obras sociales, permitiría aumentar la cantidad de testeos. Al no reconocerlo, la gente lo paga de su bolsillo porque el Estado no tiene capacidad para abonar todos los testeos".

   Asimismo, Jouglard mencionó que se trata de un "problema" global, no solo de nuestra ciudad.

   "En general, en lo que respecta a PAMI e IOMA, no es un tema local o un tema que se pueda decidir acá. Esto tiene que ver con una decisión general de las obras sociales, no es que no lo cubren en Bahía. Nosotros nos reunimos muchas veces por temas administrativos, que trabajamos en conjunto, pero particularmente por esto no tienen ellos injerencia para incorporarlo o no", señaló.

   Y ejemplificó: "Vamos a suponer que PAMI le diera cobertura. Ahí se puede hacer un trabajo a través de los médicos de cabecera, involucrando a la gente que está en los geriátricos, y se podría avanzar mucho más rápido".

   Además, desde el Municipio hicieron un balance de la primera semana de reapertura de bares, restaurantes y cervecerías, aclarando que debido al horario de atención al público (hasta las 24 horas), los controles preventivos se realizan de 24 a 6 y no de 21 a 6 como venía ocurriendo.

   "Hasta el viernes fue poca la gente que concurrió, más allá de que había pocos locales abiertos. Me comuniqué con la gente de fiscalización y me dijeron que estuvo todo muy tranquilo, cumpliéndose los protocolos y con buena atención", dijo Jouglard.

   "Por lo pronto no hubo ningún problema, ni con los protocolos ni con exceso de gente. Nosotros teníamos algún temor de que hubiera mucha gente afuera, en la puerta, si adentro se llenaba. Sobre todo en las cervecerías, porque se terminaba aglomerando la gente en la calle y se podía producir un lío colateral. Pero funcionó todo bien esta semana", agregó.

   Por último, el secretario de Gobierno manifestó que los números actuales de contagios en Bahía Blanca son "razonables".

   "Para tener una idea, el 11 de abril nosotros teníamos 16 casos y multiplicábamos la cantidad cada 15 días. Si hacés la proyección, te da que para fines de julio hubiéramos tenido 16.400. El aislamiento hizo que tuviéramos la situación que tenemos hoy y, dentro de todo, está controlada más allá de que, personalmente, creo que por algunas actividades que se fueron habilitando y el movimiento de gente que hubo el fin de semana, puede ser que veamos un aumento en la cantidad de casos en una semana o diez días", señaló.

   Hasta su último reporte, ofrecido ayer a la mañana, el Municipio dio cuenta de 572 casos positivos: 250 permanecen activos, 305 personas ya se recuperaron y 17 fallecieron.‬

   "Por ahora, son números razonables. Está dentro de lo que uno espera y en la medida que sigan viniendo a este ritmo, no generan problemas en el sistema sanitario. Eso es bueno", completó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias