Apelación rechazada

Seguirán detenidos dos hombres acusados de vender estupefacientes

25/1/2020 | 06:30 |

La Cámara Penal confirmó la prisión preventiva de Lucas Francisco De Mónaco y Jorge Néstor Miranda, quienes fueron arrestados durante allanamientos realizados a mediados de octubre del año pasado.

La investigación estuvo a cargo de la fiscalía de estupefacientes dirigida por Mauricio del Cero. (Archivo-LN.)

   La pena que podrían recibir en caso de ser condenados, los antecedentes y el peligro de fuga, resultaron elementos de importancia para que dos hombres acusados de vender drogas y detenidos a fines del año pasado durante una serie de allanamientos, permanezcan en prisión al menos hasta el juicio.

   Así lo decidió la Sala I de la Cámara Penal bahiense, con los votos de los jueces Gustavo Barbieri y Guillermo Giambelluca.

   Los magistrados no hicieron lugar a una apelación presentada por la abogada María Victoria Santa Cruz y ratificó la prisión preventiva que el juez de Garantías Nº 2, Guillermo Mércuri, dictó para Lucas Francisco De Mónaco y Jorge Néstor Miranda.

   El primero está imputado como coautor del delito de comercialización de estupefacientes en dosis fraccionadas directamente para su consumo, mientras que al restante, además de esa imputación, se le agregó la de autor de tenencia de estupefaciente con fines comercialización.

   La letrada sostuvo en su apelación que no se encontraban acreditados los riesgos procesales invocados por Mércuri para determinar que ambos detenidos continuaran privados de la libertad.

   Los camaristas no acompañaron su postura y, por el contrario, entendieron que la resolución fue acertada.

   Indicaron que la escala penal prevista para los delitos atribuidos a De Mónaco y Miranda establece una sanción máxima de 15 años de cárcel, “resultando de la misma que, en caso de recaer condena en el caso, la misma será de cumplimiento efectivo, por cuanto el mínimo de su escala es de cuatro años, lo que impide que la misma sea de ejecución condicional”.

   Más adelante señalaron que el análisis de las “particulares condiciones personales de los encausados también conllevan a la conclusión contraria expuesta por la defensa, pudiéndose inferir que de otorgarse la libertad existiría el riesgo de que evadan la acción de la justicia”.

Sentencias

   Los jueces también tuvieron en cuenta los antecedentes penales de ambos imputados.

   Describieron que De Mónaco fue sentenciado en marzo de 2011 a cuatro años de prisión por el Tribunal en lo Criminal Nº 2.

   Un año antes había sido arrestado por policías de Drogas Ilícitas en Chiclana al 300, cuando lo sorprendieron realizando un “pasamanos” en la calles.

   En su poder incautaron una tiza de cocaína de 9,6 gramos y 250 pesos en efectivo.

   En septiembre de 2012 fue beneficiado con la libertad condicional y la sanción que le impusieron venció en abril de 2014.

   En el caso de Miranda, describieron que en septiembre del año pasado el Juzgado en lo Correccional Nº 4 lo sentenció a 15 días de prisión en suspenso y reglas de conducta por dos años.

   “Visto lo precedente en el supuesto de recaer condena en la presente causa, la pena a imponer para ambos encausados sería de cumplimiento efectivo, y conllevará declaración de reincidencia para el procesado De Mónaco, circunstancia que le impediría gozar -nuevamente- del beneficio de libertad condicional”, describieron.

   Finalmente, ambos camaristas coincidieron en la existencia de riesgos procesales, ratificando la decisión de que continúen detenidos.

Allanamientos

en el microcentro

   Ambos imputados fueron arrestados el pasado 12 de octubre, cuando efectivos de la división Drogas Ilícitas de la Policía Bonaerense y de la delegación local de la Policía Federal irrumpieron en una vivienda de Zelarrayán al 200 y otra ubicada en la primera cuadra de calle 19 de Mayo.

   En el primer domicilio, donde fue hallado De Mónaco, secuestraron cocaína, pastillas de clonazepam, 3 celulares, recortes de nailon, 96 mil pesos y 100 dólares.

   Fuentes de la investigación mencionaron que al irrumpir la policía, el acusado corrió hacia el baño y arrojó sustancia al inodoro, la que no pudo ser secuestrada, aunque la situación quedó registrada en la filmación del procedimiento.

   En el otro inmueble, encontraron cocaína, marihuana, 5 teléfonos, 11 chips y 1.150 pesos, entre otros elementos. Los voceros señalaron que Miranda es policía retirado y cumplió funciones en el cuerpo de bomberos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias