Bahía Blanca | Miércoles, 31 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 31 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 31 de mayo

A raíz de una investigación en Bahía, desbarataron una millonaria maniobra de evasión

Se trata de una organización criminal dedicada a la exportación de ajo y cebolla. Calculan que fugaron divisas por más de U$S 176 millones.

La Policía Federal realizó hoy 14 allanamientos en las provincias de Buenos Aires, Río Negro, Santiago del Estero y Formosa para desbaratar una organización criminal dedicada a la producción y exportación de ajo y cebolla que, desde enero del 2020, evadió impuestos por $ 7.062 millones y fugó divisas por más de U$S 176 millones mediante exportaciones fraudulentas.

Según informaron fuentes oficiales, la investigación empezó a partir de una denuncia presentada por la Dirección General Impositiva Bahía Blanca, perteneciente a la AFIP, a raíz de haber detectado una gran cantidad de operaciones marginales en la adquisición de cebolla, principalmente producida en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, para su posterior venta en el mercado interno y/o su exportación.

Esta circunstancia, indicaron en un comunicado, trae aparejada como consecuencia la evasión de sumas millonarias en concepto de obligaciones tributarias, previsionales y aduaneras en la cadena de producción y comercialización del producto.

"Se verificó la existencia de un grupo de personas que se relaciona con sujetos que intervienen a lo largo de toda la cadena de producción y comercialización de la cebolla, quienes conformarían una asociación ilícita fiscal. Estas personas se encargarían de la obtención de facturas apócrifas de compra en el mercado interno y de venta en el exterior mediante el reclutamiento e inscripción de sujetos sin capacidad contributiva, además de la emisión de comprobantes falsos", señalaron.

Por esto, el Juzgado Federal N°1 de Bahía Blanca —a cargo del doctor Walter López da Silva—, por ante la Secretaría Penal N° 2 del doctor Ivo Krasnopol Ceballos, encomendó a la D.U.O.F. BAHÍA BLANCA de la Policía Federal a practicar las tareas investigativas, con el objetivo de ubicar e identificar a las personas que podrían estar directamente vinculadas con la maniobra descripta, como también aquellas que permitieron constatar los roles y vínculos establecidos por cada uno de ellas.

La Policía Federal comunicó que "empleando diferentes técnicas de investigación criminal, la unidad investigativa permitió la localización de al menos 30 productores rurales que pudieron contribuir con la pesquisa, recabando testimonios de utilidad para demostrar la maniobra de la organización y la participación de varios de sus integrantes; complementando el gran caudal probatorio que durante este período también recopiló la AFIP".

El juez López da Silva, entonces, ordenó los allanamientos en 14 domicilios de las ciudades de Bahía Blanca, Pedro Luro, Villalonga (de la provincia de Buenos Aires), Coronel Belisle (de la provincia de Río Negro), Santiago del Estero y Clorinda (Formosa).

En estos procedimientos trabajaron cerca de 50 funcionarios de la Superintendencia de Agencia Federales de la PFA, con otra cantidad similar de agentes de la AFIP. En ellos se secuestró un enorme caudal de documentación de utilidad para la investigación, como así también gran cantidad de dispositivos celulares, computadoras y dispositivos de almacenamiento digital, que próximamente podrán ser peritados.

Según explicaron, para dimensionar la maniobra, la AFIP estimó que el monto evadido desde comienzos del 2020 asciende a $ 194 millones en concepto de Impuesto al Valor Agregado y $ 6.868 millones en concepto del Impuesto a las Ganancias por las ventas tanto en el mercado interno como externo. Las cifras del IVA surgen del crédito fiscal exteriorizado y el monto de Ganancias de estimar la alícuota del 30 % sobre la facturación neta acumulada de $ 22.895 millones.