Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

"Siento pasión por lo que hago y por correr en la montaña”, dijo María de los Ángeles Pereyra

La atleta puntaltense radicada en nuestra ciudad dedicó gran parte de su vida a competir en el alto rendimiento. Así llegó a la Selección y estuvo presente en dos mundiales. 

   Esfuerzo, dedicación, constancia… María de los Ángeles Pereyra es una deportista ejemplar. Apasionada como pocos de las carreras de montaña –Cross Trail- logró traspasar fronteras y ser parte del selecto grupo de elite que sobresalen por su talento.

   La “Pitu” tiene 39 años y una carrera avalada por buenos resultados. Y su excelente forma física le valió una nueva convocatoria al seleccionado argentino.

   “Estoy en la etapa final de preparación para el Sudamericano de Trail y Montaña en San Juan. Vengo entrenando en Sierra de la Ventana y en el Tres Picos. Estoy muy bien”, dijo María.

   Madre de dos hijos y profesora de educación física, casi no dispone de tiempo libre, aunque, según dice, valora el aporte de su marido y de sus padres.

   “Son mi sostén, un apoyo incondicional. Mi hijo mayor me acompaña cuando puede, pero se aburre. No lo veo como futuro atleta (risas)”, contó.

   -¿Arrancás temprano?

   -Si. Hay que salir a correr o transportarse hasta las sierras. El paisaje de la mañana es único, impresiona. Llevo más de 25 años en esto y he ido evolucionando; de velocista a gran fondo y de ahí al trail. Viví experiencias muy fuertes, porque la carrera de montaña tiene obstáculos y no es fácil.

   "Seguiré corriendo mientras el cuerpo aguante”, afirmó la puntaltense radicada en Bahía Blanca, que representa a la Asociación Bahiense de Atletismo.

   “Tenía 13 años cuando empecé. Tuve etapas donde dejé por estudio o embarazos. Pero mi físico siempre estuvo trabajado con entrenamientos fuertes, de alto rendimiento”, sostuvo.

   María viene de competir en el Nacional de Córdoba, que le sirvió de preparación para el desafío de San Juan, el 13 y 14 de este mes.

   “Cuesta seguir el ritmo de las chicas Sub 23. Pero yo planifico mi carrera disfrutando del recorrido, exigiendo mi cuerpo sin pensar en qué puesto voy a terminar. Le idea es llegar bien a la meta”, apuntó.

   -Integraste equipo en dos mundiales.

   -En Polonia (Karpacz) y en Villa La Angostura. Para el primero me preparé con mi entrenador (Sebastián Bicciconti), que también dirige el seleccionado, y clasifiqué en una competencia en San Martín de Los Andes, aunque por un problema que surgió se hizo otra competencia en la Patagonia y quedé segunda, detrás de Roxana Flores, la mejor corredora de montaña.

   “Nos citaron junto con otras dos chicas para armar el seleccionado que fue a Polonia”, señaló.

   -¿Cómo fue esa experiencia?

   -Nos costó juntar los fondos para viajar porque, como ocurre en todas las competencias, no disponemos de apoyo monetario, se hace a pulmón. Nos juntamos en Praga (República Checa) y de ahí a Polonia. El clima, en la montaña, era de 8 o 9 grados en verano. Fueron 36 kilómetros respetando una asimetría de más de 1.600 metros en distancia larga. Subimos y bajamos dos veces el cerro y quedamos octavas en la general entre 15 países. El puntaje es grupal, pero cada atleta suma el suyo”, reveló.

   -¿Estaban con la indumentaria adecuada?

   -Se nos complicó con la vestimenta, pero pudimos participar. Quedé Nº 35 en el mundo, detrás de Roxana Flores, la mejor de las nuestras, y Jennifer Castro.

   -Para el Mundial de Villa La Angostura (foto) ya tenías más experiencia.

   -Fue algo hermoso. La Selección femenina se conformó con cinco atletas. Desde el Sudamericano 2017 me vienen convocando. Nos encontramos con deportistas de otros países que habían estado en Polonia y nos preguntaban cómo era Villa La Angostura, con qué se iban a encontrar. Quedaron maravillados.

 

Seis atletas fueron convocadas para competir en la modalidad Long Distance (35k) en el Sudamericano de Trail de San Juan. Una de ellas es la puntaltense María de los Ángeles Pereyra.

   -¿Qué sabés de San Juan?

   -Corrí allí y también en Mendoza. Conozco la zona, me preparé con mucho esfuerzo en altura, asimetrías, montaña y también en carreras de calle y gimnasio. Le dedico casi tres horas diarias, sin contar los tramos donde hago fondo.

   -¿Te genera algún rédito hacer esto?

   -No. Es pasión. Estaría bueno un reconocimiento económico para poder solventar los viajes. Se invierte mucha plata y cuesta juntarla.

   "Tengo el apoyo de la ABA y de FAPBA (Federación Atlética de la Provincia de Buenos Aires), en las inscripciones, que son muy costosas porque se paga un seguro de vida. Hay mucho riesgo y los organizadores tienen que invertir en seguridad. Serán 35 kilómetros de distancia muy exigentes y habrá tramos de desnivel positivo", apuntó.

   María de los Ángeles inició su camino con Daniel Bravo, entrenador de Luz y Fuerza en la instancia formativa. Luego siguió con Gustavo Aguirre y participó en los campeonatos –ganó un Provincial de 400 metros llanos con récord bahiense-, obteniendo, además, podios en los nacionales –fue subcampeona argentina en 4x100 con récord argentino-, y un subcampeonato en 800 metros, además de un título en una posta de 4x400.

   Su trayectoria es intachable, con logros muy importantes en todas las disciplinas en las que participó. El próximo desafío será nuevamente en montaña, donde se siente libre y se codea con la naturaleza.