Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Alquileres: se retoma el debate para cambiar los puntos que generaron el fracaso de la ley

Luego de varias semanas y tras la experiencia de Voto Único, desde la oposición buscan unificar posiciones para lograr cambios.

Fotos: Archivo La Nueva

   Luego de varias semanas de retraso, el próximo miércoles 22 de junio se reanudará en la Cámara de Diputados el debate sobre la reforma a la Ley de Arrendamientos. En esta oportunidad, se realizará una reunión conjunta entre el Comité de Legislación General y el Comité de Presupuesto y Finanzas.

   La Ley de Alquileres entró en vigor hace dos años, pero a los pocos meses sus efectos no buscados provocaron que varios sectores empezaran a proponer cambios y fue uno de los lemas de campaña de la oposición en las últimas elecciones legislativas.

    A fines del año pasado, el propio gobierno reconoció la necesidad de cambios. En su momento, la norma contó con un amplio consenso: fue aprobada por la Cámara de Diputados en noviembre de 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri, pero terminó siendo sancionada por el Senado en junio de 2020, durante la administración de Alberto Fernández.

  La Ley de Alquileres entró en vigor hace dos años, pero a los pocos meses sus efectos no deseados provocaron que varios sectores comenzaran a realizar cambios.

   Su sanción introdujo dos cambios clave que crearon incertidumbre entre los arrendadores: ampliar la duración de los contratos de dos a tres años y validar una única actualización anual del valor mensual de la renta según un índice que combina la evolución de los salarios y la inflación. Con su aprobación, según datos de mercado, hubo una suba por encima de la inflación para los nuevos contratos, cuyos propietarios buscan cubrir sus efectos negativos y baja rentabilidad (las rentas se pagan en pesos y las propiedades en dólares).

   En noviembre del año pasado, Sergio Massa anunció que impulsaría una enmienda a la ley actual. Y unos meses después, el 1 de marzo, durante la apertura de las sesiones en el Congreso, el presidente Alberto Fernández también llamó a avanzar en los cambios. Sin embargo, el tratamiento legislativo se retrasó y luego de que la oposición anunciara la convocatoria a una sesión especial para derogar la ley en abril pasado, los distintos bloques llegaron a un acuerdo para discutir un proyecto consensuado.

   Esta iniciativa la llevó a cabo la Comisión de Legislación General, pero finalmente no se llegó a un solo borrador y hubo tres opiniones: el borrador oficial no incluía cambios en la duración de los contratos ni en la tasa de actualización, los puntos más conflictivos de la ley actual Como los proyectos incluían incentivos fiscales para los propietarios, se determinó el traspaso a la Comisión de Presupuesto, lo que retrasó el debate en el recinto.

  Desde la entrada en vigor de la Ley de Rentas se han presentado al Congreso unos 30 proyectos (entre los que se buscaba derogarla o modificarla). "Tenemos buenas expectativas, en base a la experiencia de Boleta Única, el objetivo es unificar posiciones para lograr cambios en la ley que minimicen los daños y favorezcan la recuperación de la oferta en el mercado de alquiler para bajar los precios de entrada y recuperar algo de dinamismo en un momento crítico". contexto de la economía”, dijo a Infobae Carla Carrizo, integrante del interbloque Juntos por el Cambio.

   El retraso en la modificación de la Ley de Arrendamientos ha creado incertidumbre en el mercado de alquiler de viviendas. Instamos a los legisladores a seguir trabajando para llegar a consensos (Liotto)

   Desde el Colegio de Profesionales Inmobiliarios de Buenos Aires (CPI) se mantienen expectantes. “Confiamos en que el proyecto que surja del debate exprese la posición que perfilamos conjuntamente todas las entidades del sector. El retraso en la modificación de la Ley de Arrendamientos ha creado incertidumbre en el mercado de alquiler de viviendas. Pedimos a los legisladores que sigan trabajando para llegar a un consenso que lleve la paz a las familias”, dijo Marta Liotto, titular del CPI.

   Según una encuesta realizada por el portal inmobiliario Zonaprop, el valor de alquiler de un monoambiente en la Ciudad de Buenos Aires durante mayo fue de $50.697 mensuales, lo que representa casi la mitad del salario promedio ($121.220 mensuales según la Ripte). índice).

   Un apartamento de dos habitaciones y 50 metros cuadrados tenía un precio de $ 60.262 mensuales, mientras que una unidad de tres habitaciones y 70 metros cuadrados se alquilaba a $ 81.943 mensuales. Los precios de los alquileres en mayo subieron un 6% por encima del mes anterior y en 2022 los nuevos arrendamientos acumularon una suba del 28,5%, ligeramente por debajo de la inflación (29,9%) pero por encima del ajuste de los contratos existentes (20,6% según el índice). "La oferta de apartamentos en alquiler sigue siendo limitada", dijo el informe.

Fuente: "Infobae"