Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Cristina Kirchner no habilitará el debate sobre la boleta única en el Senado

El proyecto ya tiene media sanción. Sin embargo, se cree que la vicepresidenta de la Nación cajoneará la iniciativa.

Fotos: Archivo La Nueva.

   Después de la aprobación en la Cámara Baja de la Nación, motorizada desde la oposición, del proyecto de ley de Boleta Única de Papel, desde el interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado entienden que conseguir la media sanción restante "está difícil, no imposible, pero sí bastante difícil”.

   Lo que ocurra justamente en la Legislatura dependerá de la posición que tenga la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner. Se entiende que su apoyo es fundamental para que avancen las iniciativas en el recinto y que, en este caso, la decisión es bloquear el proyecto.

   Para esto, solo basta la respuesta del presidente del interbloque del Frente de Todos, José Mayans, quien, ante una pregunta sobre el tema, respondió que “no es fácil que se apruebe en el Senado”.

   En este escenario, lo que resta definir es cuál será el primer paso de la presidencia del Senado: si lo gira a las comisiones para que le den tratamiento o lo cajonea. La realidad es que sin importar si es uno u otro camino, en el Frente de Todos repiten que el resultado es el mismo: no sale.

   Por el lado de Juntos por el Cambio apuestan a negociar. En especial con los legisladores del oficialismo que habían adelantado que estaban de acuerdo con la Boleta Única de Papel. Se trata de los senadores Guillermo Snopek (Jujuy), Edgardo Kueider (Entre Ríos) y Carlos Espínola (Corrientes).

   Estos senadores habían adelantado durante las últimas semanas que apoyaban el cambio de formato de votación. Sin embargo, en los últimos días, las posiciones fueron mutando.

   Una salida que podrían encontrar es sumar a Alberto Weretilneck, el senador por Río Negro, más teniendo en cuenta que los diputados de esa provincia que le responden al exgobernador rionegrino votaron a favor, por lo que muchos anticipan que podrían contar con ese apoyo.

   Desde la oposición también apuestan a la paciencia. Al contar ya con media sanción, el proyecto de ley mantendrá estado parlamentario hasta 2024, después de las elecciones presidenciales.

   Aquí, la oposición apuesta a lograr una mayor participación en el Senado, ya que pone en juego 10 bancas sobre 24 que se renuevan. (con información de Infobae)