Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Censo 2022: cuánto debería aumentar el número de diputados si creciera la población argentina

La distribución de las bancas en la Cámara baja se determina según la gente que vive en el país. La proyección de cuántos habitantes se espera que haya después del operativo del miércoles elevaría la cantidad de diputados a 324.

   Argentina realizó el Censo Nacional Población, Hogares y Viviendas número 11 de su historia. Se trata del mayor operativo sociodemográfico que lleva adelante el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Si bien el principal dato luego de esta jornada será la actualización de la población, otro aspecto sobresaliente es que esa cifra servirá como parámetro para aumentar la cantidad de integrantes del Congreso Nacional.

   La información central de cada relevamiento poblacional es la cantidad de personas que tiene un país. En 2010, el último censo nacional contabilizó 40.117.096 personas, un 10,6% más que en 2001. Para este año, el INDEC proyecta que el país llegará a 46.234.830 de personas. De ese total, 23.525.352 serían mujeres y 22.709.478, varones.

   En Argentina, la Constitución Nacional alude al censo en sus artículos 45 y 47, referidos a la conformación de la Cámara de Diputados de la Nación. Allí dispone que para renovar la representación del Congreso se realizarán censos cada 10 años. En 1968, la Ley N° 17.622 creó el INDEC y lo instituyó como el organismo a cargo del sistema estadístico nacional y de la elaboración de los censos.

   El INDEC proyecta que el país llegará superará los 46 millones de habitantes. De ese total, 23.525.352 serían mujeres y 22.709.478, varones

   El diseño institucional del país establece un Congreso bicameral. Los miembros del Senado se eligen con un criterio federal que asigna 3 senadores a cada provincia. En cambio, las bancas de diputados se distribuyen de acuerdo al tamaño de la población. Por ese motivo, los censos son clave y pueden cambiar el reparto de la representación política.

   “El censo es la única herramienta constitucional que se reconoce para determinar la cantidad de diputados que le corresponde a cada provincia”, le explicó a Infobae Facundo Cruz, doctor en Ciencia Política y docente de la UBA. La Constitución establece que el número de representantes de la Cámara baja será de uno por cada 33 mil habitantes o fracción que no baje de 16 mil 500. Ante esto, Cruz aclaró: “Después de la realización de cada censo, el Congreso fijará la representación con arreglo al mismo, pudiendo aumentar pero no disminuir la base expresada para cada diputado”.

Cuántos diputados debería tener el Congreso después del Censo 2022

   Pese a lo que indica la carta magna y las normativas reglamentarias, la cantidad de legisladores nacionales se mantiene igual desde 1983. Un cuadro elaborado por el politólogo Diego Reynoso indica que según la población del censo del 2010, la provincia de Buenos Aires debería tener 100 diputados, mientras que la Ciudad Autónoma pasaría de 25 a 21, perdiendo cuatro.

   Según los resultados del nuevo censo 2022, la cantidad de representantes en la cámara de diputadas deberá cambiar

   Según ese análisis, cinco provincias sostendrían los mismos diputados y el resto sumaría entre uno y seis representantes. Las estimaciones de Reynoso indican que la Cámara baja pasaría de 257 bancas a 324. Esa cifra, incluso, debería aumentar si el censo de hoy indica un crecimiento poblacional. “Para que no se genere una crisis institucional y de representación, el número de diputados se debería ajustar según los datos del censo”, insistió Cruz.

   Sin embargo, el docente de la UBA desestima que se pueda hacer lugar a esa modificación ahora. “Esas decisiones están muy marcadas por la correlación de fuerzas actuales y no creo que los diputados de 23 provincias aprueben una nueva ley que le daría a Buenos Aires un tercio de la Cámara de Diputados de la Nación”, sentenció el politólogo.

Los cambios de población en la historia Argentina

   El primer censo en el país fue en 1869, durante la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento, y se contabilizaron 1.877.490 habitantes. El dato más sobresaliente fue que el 77% de los habitantes eran analfabetos. El siguiente relevamiento fue en 1895, con un cuestionario de 16 preguntas, y la población llegó a 3.954.911. Tras un interregno de 33 años, recién en 1947 el gobierno de Juan Domingo Perón organizó el cuarto censo nacional. La información demográfica reveló 15.803.827 de habitantes y 3.487.182 viviendas.

   Desde 1960, el país comenzó a censar cada 10 años. Ese año, Argentina llegó a 20 millones de habitantes y una década después la población escaló a 23.364.431. Ya en 1980 se contabilizaron 27.949.480 personas y en el censo de los 90 arrojó un aumento a 32.615.528. En el primer relevamiento poblacional del siglo 21, el país alcanzó los 36.260.130. Según las cifras del último censo, en 2010 la nación tenía 40.117.096 habitantes.

   Si bien se estipuló que los censos fueran en años terminados en cero, para facilitar la comparación, en 1991 y 2001 no se cumplió porque la crisis económica lo imposibilitó. Del mismo modo, este censo se hace en 2022, dos años después de lo previsto, producto de la pandemia.

“A medida que las poblaciones crecen, es esperable que así lo haga la representación relativa a la Cámara de Diputados”, sostiene Reynoso en su artículo. De todos modos, en línea con los argumentos de Cruz, toda reforma electoral o cambio de la ingeniería institucional requiere negociaciones y consenso que en la configuración actual del Congreso parecen improbables.

Fuente: "Infobae"