Bahía Blanca | Lunes, 15 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 15 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 15 de abril

Con casi 20 km de recorrido, las ciclovías ganan lugar

.En marzo se sumarán nuevos trayectos, hasta alcanzar los 24 kilómetros, casi el doble de lo planteado en los primeros proyectos dados a conocer en 2015.

   A pesar de ciertas críticas, de polémicas y cuestionamientos, la construcción de ciclovías en el radio urbano sigue su crecimiento y cada semana es posible advertir la demarcación de estos carriles que le quitan una franja de pavimento a los vehículos motores para generar un espacio seguro para la circulación de los ciclistas.

   De acuerdo a datos aportados por la Dirección General de Movilidad Urbana del municipio, la ciudad ya dispone de 17,3 kilómetros de ciclovías, es decir el equivalente a 173 cuadras. 

   Ramiro Frapiccini, titular de esa dirección, anticipó además a La Nueva. que en marzo 2023 se sumarán nuevos recorridos, hasta alcanzar los 24 kilómetros, casi el doble de lo planteado en los primeros proyectos dados a conocer en 2015.

   A esto se suman unos 40 kilómetros de bicisendas, una intervención con otras características –se ubican en paseos o banquinas y son compartidas con peatones— que tienen un uso intenso por parte de los ciclistas, tal es el caso de las existentes en avenida Cabrera, en la Carrindanga y en el paseo lineal que va desde Sarmiento hasta Don Bosco, atravesando el parque de Mayo.

Lo que viene

   El proyecto integral del municipio busca que las ciclovías no se perciban como fragmentos aislados o únicamente ubicables en el microcentro. La idea es que vinculen el centro con los barrios y que a su vez permitan llegar a lugares donde la bicicleta tiene un uso más intensivo.

   Las ciclovías que se van a agregar en 2023 se ubican en calle Viamonte, hasta Entre Ríos, y un circuito por Córdoba, avenida Alem, San Juan y Urquiza, hasta calle San Andrés. 

   Este último trazado permitirá disponer un circuito seguro a miles de estudiantes que concurren al campus de la Universidad Nacional del Sur (UNS) en el barrio Palihue y al complejo de la avenida Alem.

   Por otra parte, se completará el enlace del paseo de las Esculturas con el paseo Boronat, hasta llegar al Parque Independencia, y se materializará un recorrido por calle Balboa hasta Agustín de Arrieta, donde se ubica al predio deportivo de Las Tres Villas.

   Para Frapiccini no hay dudas sobre la aceptación que tienen las ciclovías. 

   “Se están utilizando cada vez más”, señaló, al tiempo que destacó como la irrupción de estos espacios está generando un importante interés académico para investigar, analizar y hacer propuestas sobre cómo mejorar y fortalecer su implementación. 

   “Mantenemos conversaciones con alumnos, docentes y no docentes de las universidades y si bien hay distintas miradas sobre el tema, vamos a seguir esta política porque no hay dudas que resulta positiva para la ciudad”, explicó.

Los estudios

   La UNS lleva adelante varios trabajos de evaluación y propuestas relacionadas con la movilidad urbana. 

   Uno de ellos lo hace en el marco de los "Proyectos de Investigación Universitaria Colaborativa sobre la Aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas" y se titula "Propuestas de movilidad urbana sostenible desde una perspectiva multidimensional". 

   “Buscamos analizar cómo puede mejorarse la movilidad urbana para aportar al desarrollo sostenible, cumpliendo los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas”, explicó la directora de esa investigación, doctora Gabriela Pesce. 

   “No sólo queremos recabar información, sino también opiniones de los usuarios para que el proyecto sea complementado por sus protagonistas y enriquecido con sus experiencias”, agregó.

   En una primera etapa se evaluó, entre otros parámetros, la movilidad utilizada por quienes concurren al campus que la UNS en Altos del Palihue, detectando que el 7% de las personas lo hacen en bicicleta.

   Por otro lado, se realizó el Informe titulado "Flujo vehicular en el microcentro de Bahía Blanca. Informe Anual 2021", realizado por Yamila Soledad Grassi y Mónica Fátima Díaz, ambas del Plapiqui (UNS-CONICET) y docentes de la UNS. 

   El mismo concluyó que durante 2021 hubo en la ciudad un incremento del 28% en la cantidad de vehículos motorizados y del 34% de bicicletas en comparación con el segundo semestre de 2020.

   Este estudio es una investigación de la cual participa un equipo de 25 personas, entre docentes, no docentes, alumnos, asociados a su vez a otras organizaciones.

   La información recabada servirá para tener un diagnóstico y a partir del mismo generar propuestas que favorezcan y alienten una movilidad más sustentable.

Por donde se circula

   El trabajo realizado por Yamila Grassi y Mónica Díaz permite conocer, entre otros datos, cuáles son las calles más transitadas de la ciudad, tanto por vehículos automotores como por ciclistas.

   Con un promedio de 1.268 automóviles por hora, tomando mediciones a la mañana, medio día y tarde, la calle Brown es por lejos la de mayor tráfico del microcentro, incluso también por la cantidad de bicicletas, unas 48 cada hora. La segunda calle más transitada es Estomba, con 958 automóviles y 47 bicicletas por hora. En el tercer lugar se ubica Sarmiento, con 858 vehículos y 34 bicicletas por hora.

   En todos los casos se verificó un aumento en la cantidad de bicicletas respecto al segundo semestre 2020, el cual alcanzó el 26% en Sarmiento, el 29% en Zelarrayán, el 24% en Estomba y el 12% en Roca. Por otro lado se detectó una baja de entre el 12 y el 17% en la cantidad de ciclistas en Brown y Fitz Roy.

   “Esto puede estar relacionado con que los ciclistas optan por calles menos transitadas. También deben considerarse la estacionalidad y las condiciones climáticas, así como que el uso recreacional de la bicicleta y no como transporte regular”, concluye el estudio.

En qué se circula

   Por último, se analizó la irrupción del monopatín eléctrico, una novedosa forma de desplazamiento para tramos cortos. Es una alternativa en crecimiento que en el primer semestre de 2021 aparece en el 6% de las visualizaciones realizadas, mientras que en el segundo semestre alcanzó el 15%.

   En  cuanto a la  segmentación global en cuanto a presencia, mantiene la predominancia el automóvil (70%), seguido por las motos (12%) y las camionetas (9%). El transporte público se recuperó a la baja generada por la pandemia y representa un 3%.

   Por último, se incrementó la presencia de las bicicletas, pasando de un 3% a un 4%.

   En sus conclusiones, las autoras confirman un cambio en el modo de movilidad en los últimos dos años. 

   “Se concluye que la pandemia COVID-19 ha generado cambios en la movilidad de los ciudadanos de Bahía Blanca. Durante el segundo semestre de 2020 se han producido fluctuaciones en el flujo vehicular, aumentando, en diciembre, un 20% el motorizado y un 39% las bicicletas. Si bien el automóvil es predominante, se observó un cambio en la elección del medio de transporte hacia uno más económico y sustentable, el cual se manifestó con un incremento en la participación de las bicicletas de un 3% (marzo pre-pandemia) a un 5% (diciembre)”.

   En este sentido, los investigadores indican que varias ciudades del mundo cuentan con decisiones gubernamentales orientadas a crear espacios para ciclistas y peatones con el fin de fomentar una transición hacia esa movilidad, fortaleciéndola y arraigándola a las costumbres locales.