Ciclo de entrevistas

Jorge Cascallar: “Hay que escuchar a los jóvenes y dejar de lado nuestras ansiedades”

17/11/2021 | 07:26 |

Referente del grupo Envión del barrio Saladero, Jorge Cascallar no es sólo el psicólogo social que brinda una herramienta clave de contención para tantas infancias y adolescencias.

Por Walter Gullaci - wgullaci@lanueva.com

   Referente del grupo Envión del barrio Saladero, Jorge Cascallar no es sólo el psicólogo social que brinda una herramienta clave de contención para tantas infancias y adolescencias. Es mucho más que eso. Es alguien que habita el barro sin complejos, con la autoridad de quienes lo transitan con el ánimo de acompañar. Y dar una gran mano.
También docente de adultos mayores, este hombre hace culto de un verbo que conmueve: Dignificar.

   1. “Trabajar con jóvenes de alta vulnerabilidad genera la posibilidad de crear destinos que no están. Se piensa que son vagos y, la verdad, cuando uno se acerca a ellos surge que son pibes comunes, que tienen las mismas inquietudes que el resto”.

   2. “La posibilidad de generar igualdad de oportunidades es difícil, pero la idea es crear nuevos escenarios y lenguajes para comprender a estos jóvenes”.

   3. “La estigmatización funciona en la comunidad como si fuera una ecuación. Por ejemplo en los barrios donde trabajo a veces no entra la ambulancia, no había posibilidades de un remís o un taxi que fuera, por el sentido de esa relación peligrosa: ´te van a robar, te van a pegar, te van a matar’”.

   4. “La mirada, por ejemplo, de la clase media a las clases más vulnerables es de un prejuicio increíble, que lastima no sólo a los jóvenes, sino también a las niñeces y a los mismos adultos que buscan trabajo y no pueden decir de qué barrio son porque directamente no los toman”.

   5. “Tratamos de enseñar cómo se busca un trabajo, armar un curriculum, cómo presentarse. Y a veces los propios jóvenes en estado de vulnerabilidad esconden de qué barrio son, en el que viven y vivió toda su familia, cuando lo lógico sería que sientan orgullo de poder expresarlo”.

   6. “En el barrio te vas a encontrar, como cuando nosotros éramos chicos, con un triciclo del nene de la vecina de la otra cuadra que lo dejó ahí porque se lo olvidó… ¡Y nadie se lo lleva! Con los docentes que trabajamos en estos barrios hemos visto los gestos más solidarios y despojados de toda economía del afecto. Gestos muy profundos, existencialmente importantes, que conmueven”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   7. “El prejuicio es una construcción social y hay que tratar de repensarlo. Por eso suelo pedir: ´anímense a poder conocer y entablar relaciones de igualdad, y no asimétricas’. Porque lo asimétrico genera violencia”.

   8. “El mérito surge de uno mismo, pero los puntos de partida no son iguales para todos. La desigualdad hace que algunos disponen de una infinidad de accesos a proyectos, a recursos materiales y posibilidades que otros no tienen. No se puede hablar tan livianamente de meritocracia y proponerla como un sistema político social, cuando hay tantos chicos con trayectorias escolares discontinuas porque tienen que cuidar a un hermano o enfrentan un montón de urgencias familiares o barriales. Y hasta situaciones emocionales que sortear”.

   9. “Eso de bajar la edad de imputabilidad de 16 a 14 años surge de un arco ideológico que tiene como centro la discriminación. Con esto se pretende una mayor desigualdad. Los jóvenes con problemas con la ley tienen sanciones e instituciones que trabajan con ellos. Y el porcentaje de adolescentes que participan en hechos delictivos graves es bajísimo. Es un pensamiento no inclusivo, que genera violencia desde las clases más pudientes hacia las más pobres”.

   10. “A quienes generalizan con eso de que todos los pobres son vagos, que viven del Estado, que son planeros, los invitaría a que vayan a cualquier barrio de alta vulnerabilidad a las 6 y 10 de la mañana cuando pasa el primer colectivo. Y van a ver enormes colas de gente que va a trabajar, a buscar changas”.

   11. “Mi Viejo fue un hombre comprometido en la educación artística, en la Escuela de Artes Visuales. Dio clases hasta los 82 años. Con mi madre me dio gran parte de lo que soy. Hoy digo que trabajando con chicos y jóvenes, con familias de barrios vulnerables, encontré la forma de construir algo que me sirviera a mí y al otro. Cambiarle la vida al otro es una forma de cambiar nuestra vida”.

   12. “Los trabajadores de Envión estamos muy precarizados. Nos pagan muy mal por nuestro trabajo y esto viene de hace más de diez años. Recibimos un gran apoyo a nuestros reclamos de varias instituciones. Cuando ingresamos teníamos el salario equivalente a un docente con 12 años de antigüedad. Hoy, es justo la mitad. No es justo. Llevamos a cabo un trabajo de suma complejidad y compromiso”.

   13. “Un grupo de tutores, que ahora andan por los 30 años, lograron crear una cooperativa, estabilizarla, hacerla legal y que diez personas tengan trabajo. ¿Dieron vuelta el destino? Sí. Y ese es un orgullo fantástico para todos nosotros”.

   14. “Es bueno que sean los chicos quienes toman sus propias decisiones. Nosotros no podemos imponerles un estilo de vida. Ni siquiera el ir o no a la escuela. El truco pasa por acompañarlos, esperarlos, dominar nuestras ansiedades, incluso las frustraciones cuando vemos que alguno de ellos se cae. Hay que escuchar a los jóvenes y dejar de lado nuestras ansiedades”.

   15. “Hace más de diez años soy docente de psicología social de adultos mayores. Son sumamente exigentes. Leen, proponen interrogantes existenciales profundísimos. Es muy lindo trabajar con ellos, unas verdaderas ´bibliotecas’ (risas)”.

   Vos también podés proponer un líder para entrevistar en nuestros próximos episodios. Escribí un correo a contenidos@lanueva.com con el asunto LÍDERES o utilizá el hashtag #UnLíderEnBahíaEs en las redes sociales junto al nombre del candidato.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias