Ricky Pashkus: "El teatro se debía abrir a pérdida si era necesario"

12/1/2021 | 06:30 |

Más allá del pésimo panorama que pintó para el teatro comercial y para el independiente, el director teatral es optimista.

Ricky Pashkus

   El director teatral y coreógrafo Ricky Pashkus, que estrenó la comedia musical “Te quiero, sos perfecto, cambiá” en el teatro Astral, admitió que transitó un 2020 muy duro por la pandemia y afirmó que creía que “el teatro se debía abrir a pérdida si era necesario”.

   “Evidentemente el teatro como negocio no volvió y ni que hablar el teatro independiente que no pudo abrir”, expresó el también productor en una entrevista durante la cual, y “dentro de la catástrofe mundial” por la pandemia, confesó sentirse en “un momento de gloria y privilegio”.

   “No puedo más que agradecer. Tengo mi productora, es la primera vez en mi vida que puedo elegir qué proyectos produzco, si dirijo y qué dirijo. Es un privilegio que no me da culpa pero que lo tomo de manera consciente”, manifestó.

   En cuanto a la pieza que estrenó, Pashkus explicó que “muestra a través de estereotipos el humor aplicado a aspectos que tienen que ver con los ritos de las etapas de la vida”: “Por eso la elegí, son temas propicios para esta época. Es una comedia liviana y al mismo tiempo muy empática y emocional. Las cosas que suceden en la historia a todos alguna vez nos pasaron”.

   El musical “Te quiero, sos perfecto, cambiá” recorre diferentes momentos de la vida, como la primera cita, el noviazgo, la seducción, el amorío, la discusión con los padres, los mandatos y la soltería, abordados a través de una mirada irónica, simpática y crítica.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Protagonizada por Laura Oliva, Flor Otero, Roberto Peloni y Agustín Sullivan, la obra tiene funciones los miércoles y jueves a las 21 y los sábados a las 20.

   —¿Por qué elegiste reestrenar este musical?

   —Es un momento para que cada uno reflexione qué lo motiva a hacer teatro. Evidentemente el teatro es un negocio y eso no se discute, pero también es mucho más, y en ese sentido busqué comprender junto con la gente del Astral qué puedo hacer en condiciones donde restricciones como el aforo y como la posibilidad de recupero o de pérdida son tan importantes, además del cumplimiento de los protocolos sanitarios. En este contexto, “Te quiero…” es una obra en la que hay pocos actores en el escenario y por otro lado es una pieza que se mantiene vigente, que habla de las etapas del amor.

   —En ese sentido, ¿se hicieron cambios a la versión original?

   —Cambiaron diálogos, chistes, algunas miradas. Nunca fue una obra que tuvo material machista, pero sí tenía algunos chistes que hoy no son graciosos y también cambió la manera en que se dicen. Todas las obras que vengo haciendo están muy bien planteadas desde la perspectiva de género. El humor requiere una mirada sarcástica e irónica, hay pocos temas con los que no se puede hacer humor, la clave es hacerlo sin que dañe. Soy alguien que no está pateando el tablero, entiendo que lo políticamente correcto es una transición necesaria y no un corset que viene a matar la expresión, sino la búsqueda de un humor que no sea dañino. En una comedia hay que generar empatía, gracia y risa a todos, el espectador no se puede ir ofendido.

   —¿Cómo transitaste el 2020 haciendo teatro en vivo por streaming?

   —Fue un año muy duro y muy complejo para todos, yo tengo una naturaleza hiperquinética, soy ansioso y verborrágico. Al principio pasé por la angustia que atravesamos todos, después empecé a sentir mucha reacción a ciertas frases, me enojaba que se dijera “lo último es la cultura” o “no vamos a volver”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias