El pastor que dio negativo: "Me equivoqué y estaba preocupado"

5/6/2020 | 20:57 |

Raúl Valiente está al frente de la Iglesia Evangélica Asamblea de Dios, en Pacífico 2850. Había tomado mates con el dueño del geriátrico.

Foto: IEAD 248

   "Había dos pastores involucrados. El primero había dado positivo y el otro hoy dio negativo, lo cual es importante porque esta persona es una de las que más contacto tenía con el exterior. La sensación que tienen los epidemiólogos es que estaríamos hablando de una derivación del caso del parque eólico y no de circulación del virus. Es uno de los datos positivos que tenemos hoy desde el punto de vista sanitario".

   La frase de Héctor Gay —por LU2— hace referencia a Raúl Valiente, pastor de la Iglesia Evangélica Asamblea de Dios, ubicada en Pacífico 2850, hasta hoy caso sospechoso de coronavirus.

   Valiente le contó a La Nueva que el jueves de la semana pasada tomó mates con el dueño del geriátrico de Avellaneda al 700, cuyo test dio positivo el miércoles.

   "Dio negativo, me hicieron los estudios y dio negativo. Para mí es una alegría. Me enteré recién, me llamó el doctor hace 20 minutos. Estaba preocupado porque me habían escrachado la Iglesia. Hoy, Dios nos dio victoria: estoy sin COVID-19", sostuvo el también constructor de obra.

"Hasta la fecha no hay transmisión comunitaria de virus", afirma el Municipio

   La situación provocó miedo entre sus vecinos; incluso, algunos llegaron a cerrar los negocios por precaución ya que habían estado en contacto con él en estos días.

   Valiente relató cuándo fue que vio al dueño del geriátrico por última vez.

   "El jueves pasado, hace ocho días. Él mandó a hacer una torta y cuando la fue a buscar, pasó a saludarme por mi casa. Yo estaba tomando mates. Tomamos unos mates. Fue un error, pero bueno… Uno ya no se cuida tanto como al principio, fue una equivocación mía", mencionó.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "Tomé mates —continuó— con una persona que estuvo en mi casa y que tiene COVID-19, no me di cuenta. Me equivoqué. Dios me ayudó".

   Además, Valiente le dijo a este medio que el dueño del geriátrico en verdad no es pastor, aunque "no es una mala persona".

   "Él no es pastor, yo soy el pastor de la Iglesia. Él congrega con nosotros y atiende en Harding Green. Y no tiene un geriátrico, es una casa sustituta. Le faltaban algunos detalles de papeles, pero tenía monotributo. Y si bien hizo algunas cosas mal, no es una mala persona ese hombre", observó.

   "Yo creo que, en este momento, la sociedad tendría que unirse más, tendría que dejarse dominar por el amor. Cuando uno está caído, dale la mano, que se levante. Hay que ayudarle. No estamos en un momento para pelearnos y golpearnos entre nosotros, tenemos que ayudarnos para vencer esta pandemia", añadió.

   Además, sostuvo que la Iglesia permanece cerrada desde que se decretó el aislamiento, allá por marzo.

   "La Iglesia está cerrada desde marzo, cuando se decretó la cuarentena. Nadie entra, solamente yo voy a la mañana a orar y me vengo. La Iglesia no se abrió en ningún momento, ni para el público ni para los miembros de la Iglesia", dijo.

   "Hacemos reuniones virtuales, por Zoom. Nos apoyamos. Yo salgo cuando hay necesidad porque estoy para eso. Dios me preparó espiritualmente para estar al frente del equipo y, si estamos al frente, no tenemos que quedarnos encerrados. No quedarnos en el sentido de no extender la mano a los que necesitan. Hay muchas personas actuando y me pone feliz. Prefiero morir haciendo algo que morir no haciendo nada", se sinceró.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias