Suciedad en Bahía: quiénes deben limpiar las veredas y qué pasa con las palomas

29/6/2020 | 15:04 |

La Nueva. consultó a autoridades municipales y educativas. Muchos usuarios se quejaron del problema en las redes sociales.

Imágenes: Rodrigo García-La Nueva.

   La Nueva. hizo esta mañana un recorrido por el centro de la ciudad y encontró mucha suciedad en los ingresos a algunas escuelas, en locales abandonados y en otros sectores muy concurridos.

   La suciedad causada por las palomas es un problema que lleva varios años sin solución. A eso se suma que muchos locales están vacíos y nadie limpia sus veredas. 

   Tal como se observa en las imágenes, nos son solamente palomas: en la esquina de Sarmiento y Mitre se halló un roedor muerto. 

   Ahora bien, ¿quién debe hacerse cargo de la limpieza de esos espacios?

   Desde Sapem Ambiental indicaron que a ellos les corresponde el barrido de calles y la recolección de residuos, que se desarrolla de forma normal, aunque a veces "se pueden ver bolsas en las veredas porque las sacan con mucha anticipación o luego de que pasa el recolector".

   Por su parte, el subsecretario de Gestión Ambiental Matías Insausti señaló que las peatonales y semipeatonales las limpia Sapem a través de Gestión Ambiental y el resto de las veredas es responsabilidad del frentista, sea la suciedad que sea (de palomas, perros, basura que arroja la gente, hojas de árboles, etc). Agregó que la inspección de esas tareas pasa por Infraestructura, específicamente por la división de Mantenimiento Urbano. 

   Consultado por la invasión de palomas —el año pasado había manifestado que se estaba evaluando qué hacer—, dijo que el tema aún se está tratando y que en la sesión del Concejo de la próxima semana se va a abordar. 

   El secretario de Infraestructura Alejandro Meneses, por su parte, señaló que de la suciedad de las palomas en el microcentro se encarga Medio Ambiente a través de Sapem —desde Gestión Ambiental aclararon que solo les corresponde si se trata de peatonales o semipeatonales—. A su vez, Meneses explicó que su área sí se encarga de las inspecciones de las tareas de limpieza y de labrar actas de intimación de ser necesarias, que luego son enviadas al Tribunal de Faltas.

   Como también se vio suciedad en el ingreso a algunos establecimientos educativos, se les consultó por la limpieza al Consejo Escolar y a la secretaria general de ATE, Viviana Marfil, quienes coincidieron en que "los auxiliares están abocados a las tareas esenciales, como asegurar la limpieza cuando se realiza entrega de cuadernillos de continuidad pedagógica y bolsones de alimentos".

   Marfil aclaró que trabajan esos días, con el mínimo de personal, por lo que no llegan a limpiar las veredas de los establecimientos.

 

Qué dice la gente

   Muchos usuarios de La Nueva. dejaron sus comentarios en las redes sociales a la espera de una pronta solución. Y algunos pidieron que Bahía Blanca imite lo hecho en otros lugares ante la invasión de palomas. Estos son algunos de los mensajes:

   -"Esto no es de ahora , por la pandemia, el sector centro siempre estuvo muy sucio... Entre las palomas y los perros, se hace imposible caminar";

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   -"Creo que es hora de que con protocolos o como sea vuelva la gente a trabajar o vamos a terminar enfermos por otras pestes";

   -"El edificio de Brown (Vieytes) y colon es una pena como lo están dejando venir abajo, mugre, animales muertos... Y hasta excremento y orina";

   -"Esa suciedad siempre existió, tienen que tratar de sacar las palomas y así estarán todo limpio. Las personas que limpian ahí hacen lo que pueden";

   -"Podrian imitar lo realizado en Mendoza y San Juan para evitar tanta mugre de palomas";

   -"Estaría bueno que hagan limpieza y desinfección, es un foco infeccioso; ahora es cuando más se debe limpiar... ¿qué están esperando?".

 

El problema de las palomas: qué se hizo en otros lugares

   Vale recordar que la velocidad con la que se reproducen las palomas —unas 10 crías por año por cada ave— y la falta de un depredador natural generaron que María Eugenia Vidal las declarara plaga en territorio bonaerense en abril de 2018. Desde ese entonces, el animal debe ser combatido para preservar la salud de "las personas y los bienes", según dice el decreto firmado por la exgobernadora.

   En Bahía, el mayor problema está en el centro, donde se observan a diario veredas llenas de excremento, edificios invadidos, balcones con redes e incluso algunos locales cerrados se convierten en palomares y el olor es nauseabundo. Es lógico: una paloma defeca entre 25 y 75 veces por día y la limpieza debe ser permanente.

   En una nota publicada por este medio hace más de medio año se indicó que en Bahía hay unos 100.000 ejemplares y se detallaron distintos mecanismos que se llevan/llevaron a cabo en otros lugares —incluso fuera de Argentina— para terminar con la invasión de palomas. Entre ellos:

  -en Buenos Aires decidieron soltar halcones, que son depredadores naturales, para que hagan su trabajo y en otras provincias aplicaron métodos similares;

   -en España hubo polémica porque hasta 2015 se usaban trampas para atraparlas y luego las mataban con gases, aunque desde entonces y por las acciones de entidades proteccionistas hubo un cambio positivo;

   -en Europa, e incluso en otras provincias argentinas como San Juan, se buscó una salida ética y humana al problema utilizando un alimento con Nicarbacina, que es un anticonceptivo natural para palomas y no tiene riesgos para humanos ni para el medioambiente. Lo más complicado de este método es que el alimento se les debe dar al menos durante 150 días del año, lo que implica destinar personal para ocuparse de esa tarea. 


 
Enfermedades

   Los estudios indican que los excrementos de paloma pueden transmitir, cuando se inhalan, hongos Cryptococcus, responsables de enfermedades como la criptococosis (infección pulmonar) y la neurocriptococosis (infección del sistema nervioso central), tal como indica un artículo publicado por la BBC.

   Pero estas investigaciones señalan también que el contacto con excrementos de paloma que conduce a la criptococosis u otras enfermedades es raro: "La gran mayoría de las personas expuestas no se enferman porque la resistencia natural a estas enfermedades es alta entre los humanos", dice un documento técnico publicado en 2018 por la Sociedad Brasileña de Enfermedades Infecciosas (SBEI).

   Estas enfermedades suelen afectar a personas con inmunidad debilitada.

   Desde Región Sanitaria le indicaron esta tarde a La Nueva. que no recibieron denuncias sanitarias por este tema y que si bien hubo casos sospechosos, dieron negativo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias