Se trata de Biobahía

No hubo acuerdo y una planta de biocombustible local seguirá cerrada

18/9/2019 | 09:30 |

Se mantiene la suspensión de todo el personal, que tampoco cobrarían los haberes de este mes.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   Tras no llegar a un acuerdo con las empresas de biocombustibles para que levanten la suspensión de trabajadores y fracasar la negociación para que se abonen los salarios correspondientes al mes de septiembre, el conflicto en el sector petrolero entrará en los próximos días en su punto más crítico.

   Desde los primeros minutos del viernes, la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles, con el apoyo del sindicato de nuestra ciudad, bloqueará la descarga en las refinerías de biocombustibles que provenga de multinacionales.

   De esta manera, piden que el Gobierno solucione este conflicto que provocó 300 suspensiones sólo en Buenos Aires, 60 de ellos en nuestra ciudad con el cierre de Biobahía.

   Precisamente, las empresas ratificaron su postura de suspender a todos sus empleados hasta el 31 de octubre y, por ende, frenar a cero la producción.

   El conflicto se origina por el congelamiento de combustibles que obliga a las firmas del sector a comprar el insumo a precio dólar y venderlo por debajo de sus costos, según afirman las empresas.

   Durante todo el año el Gobierno fue retrasando las actualizaciones en los precios y tras la devaluación de agosto concedió solamente un alza del 6,5% que afrontará enteramente con recursos públicos para que no se traslade al surtidor.

   Sin embargo, las pymes sostienen que el aumento es insuficiente y que están siendo desplazadas por las multinacionales, que históricamente no se metían en el mercado interno al colocar la totalidad de su producción en el exterior.

   "Si el Gobierno permite que las petroleras le compren el biodiesel a las grandes empresas será el certificado de defunción de las pymes", explicó Gabriel Matarazzo, secretario general del gremio local y también secretario de Hacienda de la Federación.

   "Estamos convocando a medidas de acción directa contra las refinerías a partir de este viernes. Vamos a bloquear la descarga de biodiesel que no provenga de las pymes porque si esta situación no cambia en un mes todas estas suspensiones seguramente se transformen en despidos", agregó Matarazzo.

   A su vez, el gremio mostró preocupación por el hecho de que las empresas de biocombustible ya anticiparon que no abonarán los sueldos de septiembre.

   “Nos dijeron que sólo pueden pagar agosto y que no están en condiciones de abonar septiembre, por lo que la suspensión de los empleados sería sin haberes”, informó Matarazzo, tras participar de una audiencia en el Ministerio de Producción y Trabajo con el representante legal de las empresas productoras de biocombustibles.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias