La primera de su pueblo en usar pantalones

La Estrella de Saavedra: a los 100 años, va a la peluquería, vota y hace gimnasia

21/7/2019 | 07:00 |

Nació el 12 de julio de 1919. Festejó sus diez décadas junto a la familia en Mar del Plata, donde reside actualmente. Tiene 5 nietos y 5 bisnietos.

Estrella sopla las velitas con su hija Hilda (izq) y su sobrina Susana. Fotos: Emmanuel Briane.

   Anahí González
   agonzalez@lanueva.com

   -Estrella ¿se va a cortar el pelo?- le preguntan a la mujer de 100 años desde el Hogar en el que reside.
   -No, querida. Gracias. Yo voy a la peluquería.

   Diez décadas pasaron ya desde su nacimiento en Saavedra, el 12 de julio de 1919 (allí vivió hasta los 97)  pero Estrella Álvarez Mastacho sigue tan coqueta como a los 20.

   Hoy reside en Mar del Plata, a pocas cuadras de la casa de su hija Estela De Paola, quien la visita dos veces por día.

   “Mamá está muy bien. La acompaño a la peluquería pero ella sube sola al auto y camina por sus medios”, contó.

   En Saavedra, la peluquera Ofelia Cori la dejaba impecable. Si bien tuvo que cambiar la rutina no perdió los hábitos.

   “Le gusta verse bien, dos por tres pide un labial y hace ejercicios con un profesor de gimnasia que visita el Hogar”, comentó la hija.

   Intrépida, Estrella fue una de las primeras mujeres del pueblo en animarse a usar pantalones, cuando  se veía como cosa de hombres.

   También acompañó a su marido, David De Paola, un maquinista ferroviario y gremialista de La Fraternidad, cuando era necesario  contener desde la militancia a algún empleado en conflicto.

   “Es una mujer discreta y muy graciosa. Nunca la escuché hablar mal de nadie”,  la describió Estela.

   En las últimas elecciones hasta pidió que la llevaran a votar.

   Estrella vivió en Saavedra hasta los 97 años. Hasta unos años antes visitó cada domingo, religiosamente, y con una pastafrola en la mano, a su sobrina Susi.

   Por su forma de ser tiene amigas entrañables, como Rosa Dello Ruso, quien no se cansa de decir que entre ellas “no hubo una sola pelea en toda la vida”. 

   Se casó con el italiano David De Paola el 8 de abril de 1943. Tocaba el bandoneón y participaba de una orquesta.

   Tuvieron tres hijos: Hilda, Estela Beatriz y Eduardo Dante, quien falleció a los 48 años.

   “No sé cómo lo soportó. Creí que se iba a ir con él”, confesó su hija.

   “Es muy fuerte. Ha superado todas las crisis del país y tragedias familiares”, dijo  su hija. 

   Estrella perdió a su marido a los 77 años. Un día antes, había perdido a su hermano Germán. Dos duros golpes consecutivos de los que debió reponerse.

   Quizás una de las claves de su longevidad sea su sentido del humor.

   “Teje y cose muy prolijo, pero no le gusta cocinar. Ella tiene un dicho: ‘Vos siempre poné la mesa como si hubieras cocinado”, dijo su hija entre risas. 

   Tiene cinco nietos: Albertina, Julio, Pablo, Sebastián y Julieta y cinco  bisnietos: Manuel, León, Julia, Pedro y Santino.

   Estrella festejó sus 100 años en familia. Sopló las velitas contenta con quienes la acompañaron.

   Es hija de inmigrantes españoles

   Sus padres, Francisca y Manuel, oriundos de la provincia de Lugo, en Fonsagrada, se casaron el 31 de diciembre de 1910, en Pigüé y se mudaron a Saavedra. 

   Antes de llegar a Argentina, Francisca ofrecía sus servicios como costurera en España, puerta a puerta, con la máquina de coser sobre la cabeza y tres empleadas.

   Manuel era carpintero, fabricante de zancos y trabajador rural. Estrella perdió a su papá a los 9 años.

   Su mamá tuvo que criar sola a 6 hijos, haciendo labores domésticas.
 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias