Médicos venezolanos: ya hay siete trabajando en Bahía y la zona, y a fin de año podrían ser 15

Hay más de mil en Argentina

Médicos venezolanos: ya hay siete trabajando en Bahía y la zona, y a fin de año podrían ser 15

14/7/2019 | 06:30 |

Tres distritos ya incorporaron profesionales médicos exiliados, y otros dos están a pocos días de hacerlo. Cubren las vacantes que los profesionales argentinos no están dispuestos a ocupar, sobre todo en guardias. 

Fotos: Archivo La Nueva.

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

   La llegada de médicos venezolanos a los distritos de la región no sólo dejó de ser un proyecto, sino que está en pleno auge: ya hay 7 en funciones, a los que se sumarán 4 a corto plazo y, si prosperan las gestiones que están llevando adelante tres municipios, entre 5 y 6 más antes de fin de año.

   El distrito que más ha avanzado con esta posibilidad es Villarino, donde ya hay tres médicas trabajando y en breve se sumará una cuarta, según confirmó la secretaria de Salud, Silvia Haure. 

   “Las tres médicas están distribuidas en Algarrobo, Médanos y Pedro Luro. La que llegará a fin de mes, cuando termine diversos trámites administrativos, irá a Mayor Buratovich”, anticipó la funcionaria.

   La experiencia -remarcó- hasta el momento es muy positiva.

Silvia Haure.

   “La médica de Algarrobo vino con su esposo a instalarse, y de entrada empezó a trabajar con la comunidad, se acercó a las escuelas a hacer prevención de salud, dio charlas. Las de Médanos y Pedro Luro arrancaron hace muy poquito”, señaló.

   “Sólo les pedimos que cumplan tres condiciones: que firmen con nosotros un contrato por dos años, que residan en el lugar donde trabajan y que, en caso de ser necesario, estén dispuestas a hacer guardias en los hospitales de otras localidades”, añadió.

El intendente Carlos Bevilacqua, junto con las tres médicas venezolanas que llegaron a Villarino.

 

   La funcionaria dijo que algunas de ellas tienen un currículum profesional “que sorprende”.

   “Son personas muy preparadas, que tuvieron que irse de su país por los motivos que todos conocemos. Una de ellas estuvo un tiempo viviendo en Buenos Aires, cuidando a dos nenes, y otra hacía trabajos en un gabinete de manicuría y peluquería en Bahía Blanca”, dijo.

   “Hoy están contentas de haber podido volver a su profesión, y nosotros también. Nos hacían mucha falta para cubrir las guardias”, añadió.

Erikson Sánchez y Fernanda Colmenarez, médicos venezolanos que trabajan en el Hospital Dr. José Penna.

 

   Bahía Blanca y Adolfo Alsina son otros de los distritos que ha incorporado médicos venezolanos.

   En el Hospital Interzonal Dr. José Penna están desempeñándose desde hace un tiempo una generalista y su esposo, de especialidad cirujano.

Alejandra y Karina, las médicas venezolanas que desembarcaron en Villa Maza. Foto gentileza diariodemaza.com.ar.

 

   A Adolfo Alsina, en tanto, han llegado dos jóvenes de 29 años de edad para el Hospital Carmelo Loyarte de Villa Maza. 

   Patagones, en tanto, sumará un médico venezolano la semana que viene. Así lo confirmó el secretario de Salud maragato, doctor Marco Trípodi, quien reveló que se trata de un facultativo que hace un par de años reside en la Comarca.

   “En las últimas horas viajamos a Bahía San Blas a ver nuestra Unidad Sanitaria y está casi todo listo para que la semana que viene comience a trabajar allí, constituyéndose en el primer médico venezolano que trabaje en nuestro sistema de Salud”, destacó.

Penna: la historia de los médicos venezolanos en la guardia

   Otro de los distritos que tiene muy avanzadas las gestiones es Saavedra. Se trata de dos profesionales que están radicados en la ciudad cabecera y que trabajan en un supermercado, a la espera de que sus respectivos títulos sean convalidados.

   Fuentes municipales señalaron que hay confianza en que puedan estar en funciones en algún lugar del distrito “antes de fin de mes”.


En gestiones para incorporar más

   Otros distritos de la región están haciendo gestiones para incorporar médicos venezolanos antes de fin de año.

   Uno de ellos es Coronel Dorrego que, si bien fue el primero de la región en evaluar esta posibilidad, aún no cerró ningún acuerdo.

   El intendente Raúl Reyes había señalado meses atrás a “La Nueva.” que en su distrito hacen falta médicos generalistas y ginecólogos, pero sobre todo profesionales “dispuestos a hacer guardias”. 

   “Estamos en el proceso de que les vamos a hacer una propuesta de radicación. Después los vamos a invitar a conocer la zona. Si se concreta, nos va a aliviar mucho”, había añadido.

Las comunas ofrecen sueldos de 70 a 75 mil pesos, más una vivienda. Sin embargo, no logran captar a médicos argentinos.
 

   Tornquist también se está preparando para recibir a médicos venezolanos. Según informaron fuentes comunales, ya se llegó a un acuerdo de palabra con un profesional, aunque éste aún debe completar la validación del título para poder ejercer.

   El área de Salud de Coronel Suárez se encuentra en una situación similar: si bien aún no se incorporaron médicos del país caribeño, desde la dirección del Hospital Municipal se informó que se está evaluando la “posible incorporación de médicos para que se desempeñen en la guardia”.

   Otros distritos de la zona aún no han registrado avances en este sentido. Es el caso de Monte Hermoso, Puan, Coronel Pringles y Guaminí, entre otros.

Vacantes que nadie quiere cubrir y el drama del exilio

   La posibilidad de incorporar médicos oriundos de Venezuela surge por dos motivos: el sorprendente exilio de profesionales que se produjo en ese país a partir de 2017 y el escaso interés de médicos argentinos en brindar sus servicios en pequeñas y medianas poblaciones.

   De acuerdo con un relevamiento efectuado por “La Nueva.” tiempo atrás, en los distritos de la zona existe un déficit del orden de los 100 médicos, especialmente generalistas, pediatras, ginecólogos y obstetras, entre otras especialidades. 

   Los municipios ni siquiera logran cubrir las guardias, pese a que la mayoría ofrece contratos de 70 a 75 mil pesos mensuales, más el costo del alquiler de la vivienda que ocupen. Esta problemática, en mayor o menor medida, se da en todo el país.

   En contrapartida, desde hace tres años están llegando al país médicos venezolanos dispuestos a ocupar cualquier tipo de vacante que pueda surgir. 

   Según la Asociación de Médicos Venezolanos en Argentina (Asomevenar), ya son más de mil los profesionales exiliados que viven en el país, de los cuales el 40% ha logrado convalidar sus títulos universitarios.

   El éxodo de médicos de Venezuela comenzó en 2016 y creció exponencialmente. No sólo hacia Argentina, sino también a Chile, Perú, Colombia y Ecuador.

   Esto se debe a que estos países han firmado acuerdos internacionales para agilizar la validación de títulos profesionales de personas que se han visto obligadas a exiliarse de su tierra. De esta forma, una validación de título que antes tardaba entre dos y tres años hoy se resuelve en pocos meses. 

   Se calcula que desde 2016 emigraron de Venezuela 22 mil médicos. Según la Federación Médica Venezolana, en ese país sólo queda el 17% de los doctores que había antes de la crisis de 2017.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias